26 septiembre 2021

Festival de San Sebastián 2021: mejores y peores películas

Tras el forzado parón de la pasada edición, este año he retornado al Festival de San Sebastián, que celebraba su 69ª edición. Ha sido mi séptima vez y he visto 44 títulos, los cuales, como marca la tradición, paso a citar de peor a mejor.

Las leyes de la frontera

44. Con Las leyes de la frontera (Sección Oficial) Daniel Monzón sigue cuesta abajo y sin frenos. Mucho dinero y ninguna credibilidad. Pero ninguna. Y qué interpretaciones tan planas, por favor. 

Blue Moon

43. Los personajes de Blue Moon (Crai Nou) (Sección Oficial) no paran de hablar, gritar y pelearse... Y no me interesan en ningún momento. Alina Grigore no filma mal, pero no arregla el tedio de su propio guion. La peor Concha de Oro imaginable.

La hija

42. Qué fiasco, La hija (Sección Oficial). El plano técnico es impoluto, a destacar el trabajo de los espacios. Pero los habituales caprichos narrativos de Manuel Martín Cuenca y los innegables errores de casting vuelven imposible creerse una sola de las acciones de los personajes.

Mikado

41. Tiene gracia ver tantas mascarillas en Mikado (Marocco)  (Nuevos Directores), pero, por lo demás, qué insulsa es la segunda película de Emanuel Parvu.

Madalena

40. La ópera prima de Madiano Marcheti, Madalena (Horizontes Latinos), es ambiciosa y tiene detalles interesantes, así como un tema central importante (el reiterante asesinato de mujeres trans en Latinoamérica), pero en conjunto se antoja difusa y muy aburrida.

Fire on the Plain

39. Fire on the Plain (Ping yuan shang de mo xi) (Sección Oficial) es un debut correcto, pero Zhang Ji tendrá que desarrollar mejor las motivaciones de sus personajes para que sus futuros trabajos generen verdadero interés. Eso sí, el plano final es inolvidable. 

I Want to Talk About Duras

38. Un joven homosexual enamorado de una mujer mayor (nada más y nada menos que Marguerite Duras) se desahoga en I Want to Talk About Duras (Vous ne désirez que moi) (Sección Oficial), de Claire Simon. Película demasiado sencilla pero interesante, interpretada con honestidad por Swann Arlaud y Emmanuelle Devos.

Titane

37. Absurda Palma de Oro, Titane (Perlas) es sorprendente y original, pero no tiene ningún sentido. Julia Ducournau está más interesada en impactar que en contar algo.

Haruhara-san's Recorder

36. Haruhara-san's Recorder (Haruharasan no uta) (Zabaltegi) tiene encanto, al menos para los amantes de la cultura japonesa, pero la mirada ultracontemplativa de Kyoshi Sugita se hace bastante pesada.

La crónica francesa

35. La popular La crónica francesa (The French Dispatch) (Perlas) es otra tontería ruidosa y esteticista de Wes Anderson. Reparto de lujo por completo desaprovechado. La genial música de Alexandre Desplat se degusta mejor sola.

Benedetta

34. Benedetta (Perlas) no termina de llegar a ningún sitio. Paul Verhoeven se entretiene provocando y a veces hace gracia, pero, entre la ambientación de cartón piedra, el plano tratamiento LGTB y los personajes vacíos, el resultado es una dolorosa decepción.

Ese fin de semana

33. Los momentos musicales de Ese fin de semana (Nuevos Directores) son hipnóticos. Y las interpretaciones de María Paz Ferreyra e Irina Misisco son muy sensibles. Pero a la ópera prima de Mara Pescio le falta garra. 

Unclenching the Fists

32. Unclenching the Fists (Zabaltegi) se queda a medias, pero confirma a Kira Kovalenko como una realizadora a la que tener muy en cuenta. 

31. En El empleado y el patrón (Horizontes latinos), Manuel Nieto Zas retrata la culpabilidad y el conflicto de clases sin subrayado alguno. Estupendo Nahuel Pérez Biscayart (120 pulsaciones por minuto, 2017), como siempre.

Un amor intranquilo

30. Joachim Lafosse siempre cumple en su retrato del lado más crudo y difícil de las relaciones humanas, sin caer jamás en el sentimentalismo. Un amor intranquilo (Les intranquilles) (Perlas) es otro ejemplo de ello, aunque el cineasta tiene mejores trabajos. Gran duelo interpretativo entre Damien Bonnard y Leïla Bekhti.

La abuela

29. La abuela (Sección Oficial) combina miedos reales y fantásticos para ofrecer un entretenimiento de terror clásico que atrapa desde el primer momento. Paco Plaza y Carlos Vermut tienen películas bastante más estimulantes por separado, pero han trabajado bien juntos. 

Josefina

28. Tras ganar el Goya por el espléndido corto A la cara (2020), Javier Marco da el salto al largo con Josefina (Nuevos Directores), un drama lleno de sensibilidad, humor absurdo y sorpresas. A destacar el inteligente uso de la elipsis y la interpretación de un Roberto Álamo rara vez tan humano. 

The Velvet Underground

27. The Velvet Underground (Perlas) es un homenaje al mítico grupo musical que ya quisieran tener muchos artistas. Claro, lo firma el gran Todd Haynes.

La roya

26. La roya (Nuevos Directores) se sumerge en la Colombia profunda para hablar del contraste entre la tradición rural y la modernidad. Sencillo pero buen segundo trabajo de Juan Sebastián Mesa tras Los nadie (2016).

El buen patrón

25. El buen patrón (Sección Oficial) es la mejor película de Fernando León de Aranoa desde Princesas (2005). Javier Bardem brilla en una comedia social llena de puntazos y reivindicación. Sobran los toques de estereotipada obviedad, pero la cena familiar es la escena cómica del año.

Rosa Rosae. La guerra civil

24. La piel de gallina con Rosa Rosae. La guerra civil (Sección Oficial), cortometraje ilustrado de Carlos Saura. Qué belleza y qué dolor.

Inventory

23. Un hombre corriente se libra por los pelos de un disparo anónimo y empieza a desconfiar de todo el mundo en Inventory (Inventura) (Nuevos Directores), notable debut de Darko Sinko. El cálido tratamiento visual y el humor negro contrastan con la angustia del protagonista (perfecto Rados Bolčina).

Are You Lonesome Tonight?

22. Are You Lonesome Tonight? (Re Dai Wang Shi) (Perlas) es un thriller extraño y difuso, pero repleto de recursos visuales y sonoros que lo vuelven hipnótico. Sorprende que sea una ópera prima, cabe esperar mucho de Shipei Wen.

Un segundo

21. Un segundo (Yi miao zhong) (Sección Oficial) ni se acerca al nivel de los títulos que convirtieron a Zhang Yimou en uno de los grandes del séptimo arte, pero conserva sus personajes ambiguos, su sutil crítica social, su ironía y su esplendor visual. La mejor inauguración del Zinemaldia en años (aunque eso tampoco es decir mucho).

As In Heaven

20. As In Heaven (Du som er i himlen) (Sección Oficial) invita a augurar una larga carrera a la debutante Tea Lindeburg. El relato, que parte de la novela de Marie Bregendahl, es poco novedoso, pero tanto la dirección de actores como el tratamiento visual y sonoro son espléndidos.

Arthur Rambo

19. Arthur Rambo (Sección Oficial) es una reflexión sobre los peligros de Twitter que muchos deberían ver ya mismo. Bravo por Laurent Cantet por resistirse a posicionarse. El siempre magnético Rabah Nait Oufella (Girlhood (2016), Nocturama (2016), Crudo (2017), etc.) sigue ligado al cine francés más arriesgado.

Los ojos de Tammy Faye

18. Los ojos de Tammy Faye (The Eyes of Tammy Faye) (Sección Oficial) es mucho mejor de lo esperado. Michael Showalter podría haber arriesgado más, pero combina bien el absurdo, la emoción y lo camp. Y Jessica Chastain está inmensa: ha llegado la hora de su Oscar.

Camila saldrá esta noche

17. Camila saldrá esta noche (Sección Oficial) es otra muestra del poderío del cine LGTB argentino, más libre que ningún otro. Buen regreso de Inés María Barrionuevo al Zinemaldia tras Julia y el zorro (2018).

Benediction

16. Benediction (Sección Oficial) es algo densa, pero tiene la habitual sensibilidad de Terence Davies y fantásticas interpretaciones. Bella, irónica y llena de recursos fílmicos dignos de estudio.

Todo ha ido bien

15. En Todo ha ido bien (Tout s'est bien passé) (Perlas), François Ozon aborda el dolor y la hipocresía en torno a la eutanasia con inteligencia y sumo tacto. Tanto el reparto como el plano técnico son sencillamente perfectos.

Red Rocket

14. Hay pocos directores tan molones como Sean Baker (a destacar, claro, Tangerine, 2015) y Red Rocket (Perlas) es otra muestra de ello. Genial Simon Rex de (casi imposible) protagonista.

Sedimentos

13. Cuánta verdad sobre la experiencia trans hay en Sedimentos (Made in Spain). Qué bonito, qué emotivo ¡y qué divertido! Es el documental español del año, ojalá lo vea mucha gente. Porque puede abrir mentes y hasta salvar vidas. Bravo por Adrián Silvestre y las seis protagonistas.

The Souvenir. Part II

12. The Souvenir. Part II (Zabaltegi) no es tan sorprendente como la primera parte, pero sí un interesante ejercicio de metacine y superación personal. Joanna Hogg completa un fantástico díptico, con Honor Swinton Byrne (hija de Tilda dentro y fuera de la pantalla) de ideal alter ego. 

Competencia oficial

11. Competencia oficial (Perlas) es otro triunfo de Gastón Duprat y Mariano Cohn. Divertidísima, y muy inteligente, crítica al mundo del cine. Antonio Banderas y Óscar Martínez están estupendos, pero lo de Penélope Cruz es de otro planeta (y totalmente distinto a toda su carrera).

Fue la mano de Dios

10. Lástima que el machismo siga siendo una de las señas de identidad de Paolo Sorrentino, porque Fue la mano de Dios (È stata la mano di Dio) (Conversaciones) emociona tanto por el espléndido plano audiovisual como por los poderosos sentimientos explorados.

Maixabel

09. No recuerdo una película tan sanadora como Maixabel (Sección Oficial). Icíar Bollaín ha hecho un regalo impagable a las víctimas de ETA. Hay tanta verdad en los ojos de Luis Tosar, Blanca Portillo, Urko Olazabal y María Cerezuela que es imposible no emocionarse. El Goya a mejor película está dado.

La ruleta de la fortuna y la fantasía

08. La ruleta de la fortuna y la fantasía (Guzen to sozo) (Perlas) es otra joya de Ryûsuke Hamaguchi. Tres historias unidas por la acogedora atmósfera, los humanistas temas y los harto inesperados giros. El final es especialmente maravilloso.

Spencer

07. La muy íntima Spencer (Película Sorpresa) retrata a Diana de Gales en un momento harto angustiante de su vida. Apoyado por un equipo técnico de ensueño, Pablo Larraín sigue fiel a su inconfundible estilo. Y Kristen Stewart está espectacular, brillando con luz propia entre tanta oscuridad.

Mass

06. Mass (Nuevos Directores) es devastadora y, sin embargo, balsámica. Gran debut tras la cámara del hasta ahora actor Fran Kranz y magníficas interpretaciones de Ann Dowd, Jason Isaacs, Martha Plimpton y Reed Birney. Sin duda será una de las protagonistas de la temporada de premios.

Petite maman

05. La pequeña Petite maman (Perlas) sigue en la línea sutil y brillante de Céline Sciamma, tras su quizá insuperable Retrato de una mujer en llamas (2019). Qué forma tan bonita y especial de mirar a la maternidad, la amistad, la infancia y muchos temas más.

Quién lo impide

04. Rara vez se han retratado los aún vírgenes miedos y anhelos de la adolescencia española con la honestidad de Quién lo impide (Sección Oficial). Es de lejos la mejor película de Jonás Trueba, que se reencuentra con los carismáticos Candela Recio y Pablo Hoyos (La reconquista, 2016), y habría sido una perfecta Concha de Oro.

El poder del perro

03. El poder del perro (The Power of the Dog) (Perlas) es el regreso de la mejor Jane Campion. Visualmente espectacular y muy estimulante a nivel narrativo. Todo el reparto es perfecto, pero Benedict Cumberbatch y Kirsten Dunst se salen. Un clásico instantáneo sobre la homofobia interiorizada.

Bad Luck Banging or Loony Porn

02. Qué gran Oso de Oro es la muy provocadora Un polvo desafortunado o porno loco (Babardeală cu buclucsau porno balamuc) (Zabaltegi) y qué inteligente y original es Radu Jude. Nunca se ha visto la estupidez social tan bien retratada.

Drive My Car

01. Basada en un relato de Haruki Murakami, Drive My Car (Doraibu mai kâ) (Perlas) es maravillosa y confirma a Ryûsuke Hamaguchi como uno de los cineastas más importantes del presente (ojo a su poco conocida Happy Hour, 2015). Hidetoshi Nishijima encabeza un reparto harto entregado. Obra maestra.

Evidentemente, no estoy muy contento con el palmarés, pero qué importa: los premios de este festival siempre son disparatados. Me quedo con la maravillosa experiencia, que me ha conectado de nuevo con las salas y el propio cine tras estos meses tan difíciles.

19 mayo 2021

¿Es 'El señor de los anillos' la mejor película de la historia?: 10 razones

Antes de nada, hay que aclarar dos cosas. Para empezar, no existe la mejor película de la historia porque no tiene sentido comparar según qué títulos entre sí, con lo que este artículo se adentra inevitablemente en el terreno de la subjetividad. Para seguir, sí: trato El señor de los anillos (The Lord of the Rings) como una única obra de 10 horas, ya que los tres capítulos (La comunidad del anillo, 2001; Las dos torres, 2002, y El retorno del rey, 2003) se filmaron a la vez, son inseparables y comparten trama, estilo y calidad. Sin más dilación, aquí van mis 10 razones por las que El señor de los anillos es la mejor película de la historia. Sí, la mejor película. Sí, de la historia.

Galadriel y Frodo

Una adaptación ¿imposible? Partir de un libro tan complejo como El señor de los anillos, de J. R. R. Tolkien, puede ser un triunfo seguro o una maldición. A fin de cuentas, durante décadas se consideró "inadaptable". Pero entonces llegaron Fran Walsh, Philippa Boyens y Peter Jackson y, con sumo mimo, revisaron cada párrafo para decidir qué incluir y qué, inevitablemente, dejar fuera, realizando un trabajo de adaptación impresionante que rara vez se valora como merece (no suele hablarse del guion a la hora de alabar esta trilogía cinematográfica). Los diálogos están llenos de fuerza, las decisiones de los personajes siempre están justificadas, las dispares escenas se suceden de forma muy orgánica y toda la mitología está bien hilada, instándose a leer a Tolkien para saber más pero funcionando perfectamente la obra por sí sola.

26 abril 2021

Premios Oscar 2021: el triunfo de 'Nomadland' (y del cine plural)

Prometieron que la gala de la 93ª edición de los Premios Oscar sería "muy cinematográfica" y no puede decirse que haya sido así más allá del fabuloso plano secuencia inicial dirigido por Steven Soderbergh y protagonizado por Regina King y los constantes giros de guion, todos plenamente absurdos. ¿La explicación? Que no han ganado quienes los organizadores esperaban. De lo contrario no se explica que el último premio de la noche fuera a manos de un actor que no solo no se contaba entre los asistentes sino que ni siquiera se había conectado digitalmente. Hablamos por supuesto del gran Anthony Hopkins, quien, a los 83 años, es ya el intérprete oscarizado de mayor edad. Su trabajo en El padre, brillante adaptación teatral por la que el francés Florian Zeller (director) y el británico-portugués Christopher Hampton compartieron el galardón a mejor guion adaptado, es colosal, pero no deja de ser triste que se impusiera a Chadwick Boseman (La madre del blues), quien, habiendo fallecido recientemente a causa del cáncer, no tendrá otra oportunidad de alzarse con un premio que el veterano, de hecho, ya tenía (por la mítica El silencio de los corderos en 1991).

19 abril 2021

Quiniela de Premios Oscar 2021: predicciones y favoritos

La escasez de superproducciones y grandes nombres ha convertido la 93ª edición de los Oscars en la más plural que se recuerda, así como la que mayor cabida ha tenido para el cine independiente. El resultado es una terna que los fieles al Hollywood más clásico han tachado de mediocre y sin embargo es bastante superior a la mayoría de las que hemos tenido últimamente. Que ganen los mejores es otra historia, así que, como siempre, dejo tanto mis predicciones como mis preferencias, categoría por categoría (los porcentajes aclaran el grado de probabilidad de triunfo y de mi deseo al respecto).


MEJOR PELÍCULA

Ganará...

1. Nomadland 80 %

2. Minari 10 %

3. El juicio de los 7 de Chicago 10 %

4. Una joven prometedora 0 %

5. Sound of Metal 0 %

6. Judas y el mesías negro 0 %

7. Mank 0 %

8. El padre 0 %

26 marzo 2021

'Nomadland': reconectar con uno mismo, (vi)viendo la película del año

La mejor película del año rara vez coincide con la más galardonada, pero este año es la excepción que confirma la regla: Nomadland, ganadora del León de Oro de Venecia, el Premio del Público de Toronto, el Gotham, el Globo de Oro, el Satellite, el Critics Choice y, probablemente, el BAFTA, el Spirit y por supuesto el Oscar [ver análisis nominaciones], es una obra descomunal, la más premiada de la historia. Irónicamente, sobre el papel, es una cinta muy pequeñita... y pocos la entenderán del todo.

Frances McDormand en Nomadland
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...