22 septiembre 2015

100 películas muy especiales (Aniversario del blog III)

Pues sí: ya han pasado tres años desde el nacimiento de este espacio cinematográfico. “¡Cómo pasa el tiempo!”, debería decir, pero lo cierto es que me resulta sorprendente que sean sólo tres los años transcurridos, porque ya no concibo mi existencia sin La estación del fotograma perdido. Y es que el cine es una parte imprescindible de mi vida, con lo que hablar de él con total libertad y, sobre todo, teneros a vosotros como lectores es muy importante para mí. El año pasado, decidí celebrar este día prescindiendo de la clásica objetividad en el artículo ‘10 directores muy especiales’, donde os hablé de mis realizadores preferidos. Este año, he decidido mojarme más aún y seleccionar, no diez (algo imposible), sino cien películas muy especiales para mí, situadas por estricto orden alfabético. ¡Espero incitaros a echar un vistazo a los films que aún no hayáis descubierto!

Amelie (Jean-Pierre Jeunet, 2001)
Amelie (Jean-Pierre Jeunet, 2001)
10.000 Km (Carlos Marqués-Macet, 2014): emotiva ópera prima que explora las relaciones a distancia en la sociedad contemporánea.

2001: una odisea del espacio (Stanley Kubrick, 1968): poética reflexión sobre el desarrollo de la vida humana dotada de unos efectos visuales impresionantes.

(500) días juntos (Marc Webb, 2009): cínica-pero-dulce comedia romántica diferente repleta canciones emotivas que acentúan el poder de los recuerdos.

8 mujeres (François Ozon, 2002): hipnótico musical muy colorista y teatral protagonizado por algunas de las actrices más interesantes del cine francés.

Alguien voló sobre el nido del cuco (Milos Forman, 1975): dura reflexión sobre la locura y el contraste entre el derecho a la libertad y el peligro de la misma.

Blade Runner (Ridley Scott, 1982)
Blade Runner (Ridley Scott, 1982)
Amelie (Jean-Pierre Jeunet, 2001): bellísimo cuento moderno sobre la búsqueda de la felicidad y el placer de las pequeñas cosas aderezado con una conmovedora banda sonora.

American Beauty (Sam Mendes, 1999): ataque frontal al sueño americano engrandecido por potentes diálogos y vibrantes interpretaciones.

Antes del amanecer, antes del atardecer y antes del anochecer (Richard Linklater, 1995-2013): impresionante reflexión sobre la vida y el amor a través de las profundas pero naturales conversaciones entre una ingeniosa pareja.

Apocalypse Now (Francis Ford Coppola, 1979): potente retrato de la locura ocasionada, no sólo por la guerra, sino por una humanidad cruelmente incivilizada.

Arrugas (Ignacio Ferreras, 2011): agridulce reflexión sobre el final de la vida que logra abordar la vejez con crudeza sin borrar la sonrisa de los labios.

Boyhood (Richard Linklater, 2015)
Boyhood (Richard Linklater, 2014)
Bailar en la oscuridad (Lars von Trier, 2000): desgarrador musical moderno sobre una mujer dispuesta a todo por ahorrar a su hijo sus propias penurias.

Big Fish (Tim Burton, 2003): entretenido cuento donde las maravillas de la fantasía sólo son superadas por las del mundo real.

Blade Runner (Ridley Scott, 1982): inquietante representación del futuro que insta a preguntarse sobre el propio concepto de ser humano.

Bonnie & Clyde (Arthur Penn, 1967): violenta pero reflexiva mirada a dos delincuentes que tan sólo buscan un sentido para sus vidas en tiempos difíciles.

Boyhood (Richard Linklater, 2015): impresionante retrato de la existencia humana a través de doce años de vida de un chico sediento de respuestas.

Brokeback Mountain (Ang Lee, 2005): devastadora historia de amor prohibido entre dos vaqueros a los que las convenciones impiden alcanzar la felicidad.

Chungking Express (Wong Kar-Wai, 1994)
Chungking Express (Wong Kar-Wai, 1994)
Buscando a Nemo (Andrew Stanton y Lee Unkrich, 2003): divertidísima aventura animada donde los diálogos y el plano técnico compiten en ingenio e inventiva.

Cabaret (Bob Fosse, 1972): impactante musical que intercala desenfadados espectáculos con la cruda realidad de la Alemania nazi.

Chocolat (Lasse Hallström, 2000): dulce cuento que une la felicidad a la libertad y lo antepone a la rigidez de las convenciones, todo ello acompañado de una deliciosa banda sonora.

Chungking Express (Wong Kar-Wai, 1994): agitado retrato de la existencia en el Hong Kong contemporáneo, donde las personas se apilan sin llegar a conocerse.

Cita en San Luis (Vincente Minnelli, 1944): delicioso musical clásico perfecto para disfrutar de un rato agradable y recordar la importancia de la familia.

Con faldas y a lo loco (Billy Wilder, 1959): explosiva comedia de engaño plagada de diálogos tan desternillantes como memorables.

Cuentos de Tokio (Ozu Yasujiro, 1953)
Cuentos de Tokio (Ozu Yasujiro, 1953)
Cookie’s fortune (Robert Altman, 1999): divertida comedia que combina la nostalgia sureña con un salvajismo histriónico que logra evitar la caricatura.

Crash (Paul Haggis, 2005): frenética reflexión sobre la agitada vida del mundo contemporáneo, donde las almas se rozan sin llegar a tocarse.

Cuentos de Tokio (Ozu Yasujiro, 1953): triste pero apacible reflexión sobre la oposición entre las obligaciones familiares y los deseos personales.

Desayuno con diamantes (Blake Edwards, 1961): nostálgica comedia romántica que huye de las convenciones gracias a la magia de la novela en que se basa, bellamente adherida a la banda sonora.

Deseando amar (Wong Kar-Wai, 2000): hipnótica historia de amor donde vestuario, dirección, interpretaciones y sonido se funden en una sinuosa obra de arte.

¿Dónde está la casa de mi amigo? (Abbas Kiarostami, 1987): bella aventura rural sobre los valores infantiles, que contrastan con una sociedad iraní egoísta y despreocupada.

Dos en la carretera (Stanley Donen, 1967)
Dos en la carretera (Stanley Donen, 1967)
Dos en la carretera (Stanley Donen, 1967): profunda road movie que alterna cinco viajes para mostrar las etapas clave de toda relación y reflexionar sobre el matrimonio.

El árbol de la vida (Terrence Malick, 2011): poética y nada fácil reflexión sobre los pequeños y grandes detalles que conforman la existencia humana.

El camino a casa (Zhang Yimou, 1999): emotiva historia de amor rural bañada de nostalgia e impulsada por una bella fotografía.

El caso Bourne, El mito de Bourne y El ultimátum de Bourne (Doug Liman y Paul Greengrass, 2002-2007): trepidante thriller que ahonda en la identidad sin dejar nunca de impactar gracias al gran uso del montaje y el sonido.

El club de los cinco (John Hughes, 1985): divertida historia sobre las etiquetas de la adolescencia y las ansias de libre rebelión.

El crepúsculo de los dioses (Billy Wilder, 1950)
El crepúsculo de los dioses (Billy Wilder, 1950)
El crepúsculo de los dioses (Billy Wilder, 1950): oscuro retrato de Hollywood engrandecido por mordaces diálogos, potentes interpretaciones y una majestuosa puesta en escena.

El gabinete del doctor Caligari (Robert Wiene, 1920): bizarro cuento de terror expresionista impulsado por sus extravagantes decorados.

El graduado (Mike Nichols, 1967): reflexión agridulce sobre el paso del tiempo y la sensación de desasosiego granjeada por el final de una etapa y el inicio de otra.

El piano (Jane Campion, 1993): maravilloso drama sobre el poder de los sentidos convertido en poesía gracias a la evocadora ambientación y la sugerente banda sonora.

El rey león (Rob Minkoff y Roger Allers, 1994): grandiosa aventura africana repleta de personajes icónicos y canciones inolvidables.

El señor de los anillos (Peter Jackson, 2001-2003): impresionante aventura fantástica que combina una factura técnica extraordinaria y una original historia muy bien contada.

El señor de los anillos. Las dos torres (Peter Jackson, 2002)
El señor de los anillos. Las dos torres (P. Jackson, 2002)
El viaje de Chihiro (Hayao Miyazaki, 2001): fascinante viaje fantástico plagado de guiños a la mitología japonesa que resulta evocador a todos los niveles.

Entre copas (Alexander Payne, 2004): cínica mirada a las relaciones heterosexuales, el concepto de masculinidad y la diferencia entre triunfar en la vida y disfrutar de ella.

Eva al desnudo (Joseph L. Mankiewicz, 1950): fascinante mirada al mundo del espectáculo escrita con ingenio, dirigida con elegancia e interpretada con vigor.

Expiación (Joe Wright, 2007): bella pero tristísima historia de amor dotada de una cuidada puesta en escena que alterna bien la apacibilidad rural y la crudeza bélica.

Fargo (Joel Coen, 1996): ingenioso thriller capaz de combinar una ruda estética gore con la melancolía de la rutina en la América profunda.

Gladiator (Ridley Scott, 2000): impactante historia de superación personal cuyo potente espíritu bélico no sobrepasa los sentimientos de los personajes.

Harold y Maude (Hal Ashby, 1971)
Harold y Maude (Hal Ashby, 1971)
Good Bye, Lenin! (Wolfgang Becker, 2003): risueña mirada a la caída del Muro de Berlín que permite reflexionar sobre los cambios del mundo contemporáneo.

Gravity (Alfonso Cuarón, 2013): impresionante experiencia espacial que logra sumar un relativo realismo científico y una espectacularidad inolvidable.

Harold y Maude (Hal Ashby, 1971): peculiar historia plagada de humor negro sostenida en la imprevisible relación entre un joven y una anciana apasionados con la muerte.

Harry Potter (Chris Columbus, Alfonso Cuarón, Mike Newell y David Yates, 2001-2011): deliciosa aventura mágica tan irregular como cautivadora que logra dar vida a los icónicos libros gracias a una detallada ambientación y un impecable reparto.

Juno (Jason Reitman, 2007): genial comedia independiente que aborda el tema del aborto con ternura e ingenio gracias a un guion perspicaz y un encantador reparto.

La boda de mi mejor amigo (P. J. Hogan, 1997): deliciosa comedia romántica dotada de divertidos momentos musicales y enternecedores protagonistas.

La casa de las dagas voladoras (Zhang Yimou, 2004)
La casa de las dagas voladoras (Zhang Yimou, 2004)
La boda de Muriel (P. J. Hogan, 1994): inusual comedia sobre la búsqueda del amor y la felicidad que insta a luchar por disfrutar de la vida.

La casa de las dagas voladoras (Zhang Yimou, 2004): espectacular cinta de artes marciales que convierte las batallas en un auténtico festín para los sentidos.

La soledad del corredor de fondo (Tony Richardson, 1962): emotiva reflexión sobre los sueños y frustraciones de la juventud.

La tumba de las luciérnagas (Isao Takahata, 1988): desgarrador drama bélico animado que demuestra que la animación no es sólo cosa de niños.

La vida de Adèle (Abdellatif Kechiche, 2013): extraordinaria historia de amor entre dos mujeres rodada con valentía y honestidad.

Ladrón de bicicletas (Vittorio De Sica, 1948): triste pero esperanzador drama social  cumbre del movimiento neorrealista.

Las aventuras de Priscilla, reina del desierto (Stephan Elliott, 1993): hilarante road movie protagonizada por tres drag-queens sin miedo a nada.

Las ventajas de ser un marginado (Stephen Chbosky, 2012)
Las ventajas de ser un marginado (S. Chbosky, 2012)
Las horas (Stephen Daldry, 2002): delicada mirada al paso del tiempo a través de tres mujeres de distintas épocas conectadas por hilos invisibles.

Las uvas de la ira (John Ford, 1940): melancólica oda a la familia y la clase trabajadora ambientada durante la Gran Depresión excelentemente interpretada y dirigida.

Las ventajas de ser un marginado (Stephen Chbosky, 2012): nostálgica historia de amor y amistad adolescente que insta a vivir el momento y sentirse infinito.

Linda, Linda, Linda (Nobuhiro Yamashita, 2005): dulce mirada a la amistad y la juventud a través de un grupo de música femenino.

Los 400 golpes (François Truffaut, 1959): emotivo canto de libertad que plasma la dura adolescencia de un chico descuidado por sus padres.

√ Los amigos de Peter (Kenneth Branagh, 1992): divertida reunión de amigos que combina bien hilarantes momentos y emotivas reflexiones vitales.

Lost in translation (Sofia Coppola, 2003): bucólica comedia dramática centrada en la peculiar relación entre dos almas perdidas en un Tokio que no les pertenece.

Los 400 golpes (François Truffaut, 1959)
Los 400 golpes (François Truffaut, 1959)
Love Actually (Richard Curtis, 2003): memorable comedia romántica coral engrandecida por un maravilloso reparto y una pegadiza selección musical.

Mad Max: furia en la carretera (George Miller, 2015): magnífica cinta de acción cuya espectacularidad sobre ruedas no actúa en detrimento de la profundización psicológica.

Manhattan (Woody Allen, 1979): poética carta de amor a la ciudad de Nueva York y las relaciones entre sus habitantes.

Mar adentro (Alejandro Amenábar, 2004): sobrecogedora historia real magistralmente interpretada que explora la vida humana a partir del deseo a morir de un hombre parapléjico.

Mary and Max (Adam Elliot, 2009): nostálgica historia por correspondencia protagonizada por un solitario y peculiar hombre neoyorkino y una marginada y curiosa niña australiana.

  Más allá de las montañas (Jia Zhangke, 2015): magnífico melodrama sobre la familia, el amor y los cambios atravesados por la China contemporánea.

Manhattan (Woody Allen, 1979)
Manhattan (Woody Allen, 1979)
Memento (Christopher Nolan, 2000): inquietante thriller narrado al revés gracias a un fascinante montaje que nunca deja de responder preguntas y plantear otras nuevas.

Mi vecino Totoro (Hayao Miyazaki, 1988): dulce mirada al mundo infantil a través de las simpáticas aventuras rurales de dos niñas fascinadas por las misteriosas criaturas del bosque.

Mommy (Xavier Dolan, 2014): impactante drama familiar que se mueve entre la angustia y el entusiasmo, entre el colorismo y la crueldad inherente al mundo.

Moulin Rouge (Baz Luhrmann, 2001): extravagante musical pop lujosamente ambientado y repleto de números musicales inolvidables.

Nader y Simin, una separación (Asghar Farhadi, 2011): excepcional mirada a la vida cotidiana iraní, donde los humanos tienen problemas tan corrientes como los nuestros.

Nebraska (Alexander Payne, 2013): nostálgica road movie que aborda la vejez y las relaciones filo-paternales con cariño y humor.

Orgullo y prejuicio (Joe Wright, 2005)
Orgullo y prejuicio (Joe Wright, 2005)
Once (Una vez) (John Carney, 2006): emotivo musical callejero protagonizado por dos almas maltratadas por el amor.

Orgullo y prejuicio (Joe Wright, 2005): cuidada adaptación moderna de la clásica novela dotada de una magnífica puesta en escena y perfectas interpretaciones.

París, Texas (Wim Wenders, 1984): poética mirada al poder de la memoria y la posibilidad de cambiar de vida antes de que sea tarde.

Parque Jurásico (Jurassic Park) (Steven Spielberg, 1993): impresionante aventura cuyos innovadores efectos visuales dieron vida a los dinosaurios más fascinantes jamás creados.

Pather Panchali (La canción del camino), Aparajito (El invencible) y Apur Sansar (El mundo de Apu) (Satyajit Rary, 1956-1959): exótica pero cercana representación de la vida en la India a través de la infancia, adolescencia y juventud de un chico sediento de conocimiento.

Pequeña Miss Sunshine (Jonathan Dayton y Valerie Faris, 2006): deliciosa road movie que reflexiona con grandes dosis de humor sobre la importancia de la familia.

Pequeña Miss Sunshine (Jonathan Dayton y Valerie Faris, 2006)
Pequeña Miss Sunshine (J. Dayton y V. Faris, 2006)
Primavera, verano, otoño, invierno… y primavera (Kim Ki-duk, 2003): poético recorrido a las estaciones, no sólo del año, sino también de la vida.

Príncipes y Princesas (Michel Ocelot, 2000): cautivador conjunto de cuentos fantásticos bellísimamente animados mediante sombras chinescas.

Psicosis (Alfred Hitchcock, 1960): impactante cinta de suspense dotada de algunas de las escenas más famosas del séptimo arte.

Rebelde sin causa (Nicholas Ray, 1955): emotiva historia de amor y amistad adolescente centrada en tres jóvenes maltratados por la sociedad por motivos opuestos.

Shrek y Shrek 2 (Andrew Adamson, Vicky Jenson, Kelly Asbury y Conrad Vernon, 2001-2004): divertidísima desestructuración de los cuentos tradicionales donde los ogros y los asnos son héroes y los príncipes y las hadas, villanos.

Príncipes y Princesas (Michel Ocelot, 2000)
Príncipes y princesas (Michel Ocelot, 2000)
√ Star Wars (George Lucas, Irvin Kershner y Richard Marquand, 1977-2005): portentosa saga galáctica plagada de míticos personajes, evocadores decorados e innovadores efectos especiales.

Still Walking (Kore-eda Hirozaku, 2008): melancólica reflexión sobre la familia y el choque generacional en el  desestructurado Japón contemporáneo.

Sucedió una noche (Frank Capra, 1934): deliciosa comedia romántica que sentó las bases del género gracias a un ingenioso guion perfectamente ejecutado.

The Rocky Horror Picture Show (Jim Sharman, 1975): extravagante musical de terror perfecto para un Halloween lleno de risas, gritos y momentos inolvidables.

Thelma & Louise (Ridley Scott, 1991): divertida road movie que sigue a dos mujeres muy diferentes hartas de dejarse pisar por un mundo de hombres.

Tiempos modernos (Charles Chaplin, 1936): simpática crítica a la tecnología dominada por una encantadora historia de amor.

Todo sobre mi madre (Pedro Almodóvar, 1999)
Todo sobre mi madre (Pedro Almodóvar, 1999)
Titanic (James Cameron, 1997): espectacular historia de amor trágico majestuosamente ambientada y dotada de una inolvidable banda sonora.

Todo sobre mi madre (Pedro Almodóvar, 1999): magistral melodrama que nunca pierde la atención del espectador gracias al cuidado guion y la excelente dirección de actores.

Transamerica (Duncan Tucker, 2005): peculiar viaje de descubrimiento protagonizado por un transexual en proceso de convertirse en mujer y su recién descubierto hijo.

Un puente hacia Terabithia (Gabor Csupo, 2007): emotiva historia de amistad adolescente que convierte a la fantasía en refugio de la crueldad del mundo.

Una serie de catastróficas desdichas (Brad Silberling, 2004): imaginativa aventura de tres perspicaces niños solos en el mundo e innumerables adultos irrisoriamente inútiles.

El imperio contraataca (Irvin Kershner, 1980)
¡Vivir! (Zhang Yimou, 1994): fascinante epopeya que aborda la dura historia china reciente a través de las desventuras de una familia.

Sobra decir que no se trata de una selección de las mejores películas de todos los tiempos, sino, sencillamente, de mis favoritas (lo que explica la reiteración de directores, intérpretes, nacionalidades y movimientos y la omisión de otros que, sin ser necesariamente inferiores en calidad, me han impactado menos a nivel personal). Sí hay, no obstante, cintas de todos los géneros y estilos, pues cada ocasión requiere un tipo de obra. Ahora ya conocéis mis gustos, ¿cuáles son los vuestros? ¿Qué películas lleváis dentro?


© El copyright del texto pertenece exclusivamente a Juan Roures
© El copyright de las imágenes pertenece a sus respectivos autores y/o productoras/distribuidoras

8 comentarios:

  1. ¿Quién no comparte esta lista? Yo hubiera añadido cine político, económico y de terror, y algunas películas un poco más cínicas, además de estas, por supuesto. Tú ya lo sabes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Fantástica selección,
    las he visto casi todas,las que no,quedan apuntadas desde ya.
    felicidades por el aniversario y que este espacio cumpla muchos más)
    saludosss

    ResponderEliminar
  3. Feliz Aniversario, me encanta este espacio. Mi aporte en películas favoritas (disculpas si en algunos países tienen títulos distintos):

    Machuca: la realidad del Chile del 73, previo al golpe, visto a través de dos niños de distinta clase social.
    Kiki, aprendiz de bruja: para mi, lo mejor de Miyasaki
    Monsieur Verdoux, Chaplin dejo lo mas negro de su humor para el final.
    Antes de la Lluvia: Cine de Macedonia con la crudeza de la guerra
    Intensamente: Después de ver esta joya de Pixar, empece a amar la tristeza.
    Nido de Ratas: Marlon Brandon en su máxima expresión.
    Saga el Padrino: Marlon Brandon mas Al Pacino mas Robert De Niro.
    El Planeta de los Simios: Envidio a quienes aun no han visto el final. Esa sorpresa es inolvidable.
    La Jete: Terror psicológico, y sin movimiento.
    Volver al Futuro: la mejor película PopCorn que existe!
    Taxi para tres: Volante o maleta machucao??, en Chile me entienden.
    La novicia Rebelde: Lo siento, placer culpable.
    Rebeca: Una protagonista que nunca sale en pantalla, y otra protagonista que no tiene nombre, solo Hitchcock lo hace.
    Dr. Zhivago: Es perfecta!!




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por compartir tus favoritas! Varias de las cintas que mencionas se quedaron fuera en la última selección. Elegir 100 títulos es más difícil de lo que parece. Saludos.

      Eliminar
  4. Unas grandísimas películas, ahora te digo yo alguna que he echado en falta:
    Pride (2014)
    La desaparición de Eleanor Rigby (él y ella) (2013)
    Her (2013)
    Ruby Sparks (2012)
    Toy Story
    Midnight in Paris (2011)
    Flipped (2010)
    Las crónicas de Narnia I (2005)
    Quiéreme si te atreves (2003)
    La vida es bella (1997)

    Felicidades por esos tres años! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fantásticas películas todas ellas. De hecho, la mayoría habría entrado en un listado ampliado a 200. Saludos y gracias.

      Eliminar
  5. Por supuesto nada que objetar, me alegra ver anime en la lista aunque a mí Totoro no me haya marcado tanto, siempre es bueno utilizarlo como monigote en feis.
    Lo que sí que creo es que 100 son muchas, y se hace difícil seleccionar, pues se pueden colar muchas que a lo mejor no te han impactado y son un poco más relleno.
    Por lo que visto, parece que Tarantino no te ha marcado, pero igual me lo he saltado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Al contrario! Limitarse a 100 títulos no ha sido fácil, habiendo quedado fuera muchas obras especiales para mí. En cuanto a Tarantino, es un gran director, pero no se encuentra entre mis favoritos supremos. Entre sus obras, me gustan bastante 'Pulp Fiction', 'Kill Bill' y 'Django desencadenado', pero todas quedaron fuera del corte final. Un saludo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...