01 marzo 2015

'Boyhood': doce años de vida

Los doce rostros de Ellan Coltrane en Boyhood (Richard Linklater, 2014)
Doce años. Doce fotos. Doce rostros de Ellan Coltrane
Incontables son los acontecimientos históricos plasmados por el séptimo arte. Pero pocas son las películas que logran convertirse en verdaderos acontecimientos históricos. Pues bien, la bellísima (re)presentación de la vida que nos ha regalado Richard Linklater —limitarse a hablar de infancia sería infravalorar su envergadura— es innegablemente una de ellas. Boyhood (cuyo título original, 12 Years, se cambió a última hora para evitar confusiones con el 12 años de esclavitud de Steve McQueen) no es sólo un film único en su especie, sino un dinámico álbum fotográfico de valor incalculable. Tras un impresionante recorrido de críticas y laureles, esta obra maestra terminó quedándose a las puertas del Óscar a mejor película, pero lo cierto es que Boyhood está por encima de ello, pues, desde su estreno en el festival de Sundance el 19 de enero de 2014, ha traspasado el estatus de obra audiovisual para volverse una efeméride que perdurará eternamente como un retrato sin precedentes de la existencia humana.

23 febrero 2015

Premios Óscar 2015: palmarés y comentario de gala reivindicativa

Erase una vez, una Academia que elijió a Qué verde era mi valle por encima de Ciudadano Kane (1941), a Rocky en vez de Taxi driver (1976), a Una mente maravillosa en lugar de El señor de los anillos: la comunidad del anillo (2001). Los Oscars son los galardones más famosos y codiciados de la industria, pero no por ello están siempre acertados. Así es como Boyhood, la obra maestra de Richard Linklater que había colectado el premio principal de los Círculos de Críticos de Chicago, Nueva York y Los Ángeles, los Globos de Oro, los Critics Choice y los BAFTA, debió conformarse con un único galardón mientras Birdman, El gran hotel Budapest y Whiplash subían constantemente al escenario. No es que estos films no sean brillantes (que lo son), pero rara vez tiene la Academia la oportunidad de premiar a un film de la talla de Boyhood. Y, sencillamente, la ha dejado pasar.

Oscars 2015: Neil Patrick Harris
Neil Patrick Harris dejó claro que es un auténtico
showman en la 87ª edición de los Oscars
Pero hablemos de la gala conducida por Neil Patrick Harris. ¡Vaya comienzo! El número musical que se marcó con Anna Kendrick y Jack Black en honor a la historia del cine podría entrar, perfectamente, en un top 10 de momentazos de los Oscars. No son pocos quienes aprovecharon para compararlo con ironía con las actuaciones de los Goya; quizá habría que comparar el presupuesto también para adentrarse en ese terreno. Pero, incluso aquéllos acostumbrados al poderío de las galas de Hollywood, quedamos maravillados con este inicio. Lástima que a partir de ahí, no sólo el palmarés no acompañó, sino que la propia ceremonia avanzó sin pena ni gloria. Y eso que el presentador estuvo fantástico en cada una de sus intervenciones, a destacar el jueguecito con Octavia Spencer sobre su propia quiniela y la perfecta parodia combinada de Birdman y Whiplash (¿realmente predijo que serían las triunfadoras de la noche?). Quizá el problema fuera precisamente que le vimos mucho menos de lo deseado, ya que los números musicales se apoderaron de una ceremonia que debería estar completamente centrada en el séptimo arte. Curiosamente, se trata exactamente del mismo error que sufrió Dani Rovira en los Goya.

17 febrero 2015

Quiniela de los Oscars 2015: predicciones y preferencia

Tras meses de estrenos y galardones, a cada cual más esperado, por fin ha llegado la 87ª edición de los Premios de la Academia, una de las menos previsibles de la historia, con innumerables incógnitas que sólo se resolverán a última hora. No espero, por tanto, repetir el pleno de aciertos del año pasado, pero aquí tenéis mi quiniela. Como siempre, cada categoría incluye dos listados ordenados en función de preferencia (quiénes quiero que ganen) y predicciones (quiénes creo que ganarán), correspondiendo los asteriscos (*) a las nominadas que, bien no me importaría ver ganar pese a no ser mis preferidas (en preferencia), bien no carecen de opciones sin ser favoritas (en predicción).

MEJOR PELÍCULA

Boyhood, de Richard Linklater

Preferencia:

1. Boyhood*
2. Birdman*
3. 
El gran hotel Budapest
4. Whiplash
5. La teoría del todo
6. Selma
7. The Imitation Game
8. El francotirador

Predicción:

1. Boyhood*
2. Birdman*
3. El gran hotel Budapest
4. Selma
5. The Imitation Game
6. Whiplash
7. La teoría del todo
8. El francotirador

Aún no comprendo que hace El francotirador por encima de Nightcrawler y Perdida en esta categoría, pero centrémonos en lo importante: ¿Birdman o Boyhood? Realmente, cualquiera puede ganar y ambas lo harían con merecimiento, pero Boyhood sencillamente me llegó al corazón. Normalmente, tengo clara la predicción y ambigua la preferencia, pero éste año se da el caso contrario: no tengo ni idea de qué película triunfará, pero voy a dejarme llevar por las emociones y elegir a la maravillosa Boyhood.

09 febrero 2015

Premios Goya 2015: la fiesta del cine español (nunca mejor dicho)

“Resistiré”. La 29ª edición de los premios de la Academia dio comienzo, como no podía ser de otra manera, con un canto a favor del cine español. “Otros años el Estado ayudaba al cine, pero éste ha sido el cine el que ha ayudado a los orcos… las arcas del Estado”, señaló Dani Rovira al inicio de la ceremonia de Premios Goya más interesante que se recuerda. Y es que nunca antes fue tanta la calidad media de las cintas nominadas. Y, pese a que los interminables números musicales —que deberían haber sido sustituidos por tributos a la magia del cine— casi terminan con nuestra paciencia, el popular cómico condujo la fiesta del cine (que, más que nunca, hacía honor a su título) con gracia y salero.

Premios Goya 2015: La isla mínima gana 10 premios
El equipo de La isla mínima celebra los diez
excesivos pero merecidos galardones de la cinta
Tal y como apuntaban las quinielas, La isla mínima fue la (in)discutible ganadora de la noche, al alzarse con diez estatuillas (incluyendo todas las importantes posibles), las mismas obtenidas hace un par de año por la Blancanieves muda de Pablo Berger. Ambas obras comparten así el tercer puesto del podio de films con más cabezones, sólo por detrás de las excelentes Mar adentro (Alejandro Amenábar, 2004), con catorce galardones, y ¡Ay, Carmela! (Carlos Saura, 1990), con trece. Empero, ninguno de estos films hubo de enfrentarse a una competencia tan alta, lo que convierte la victoria de La isla mínima en un impresionante logro, pero invita a cuestionarse la justicia de la misma.

30 enero 2015

'Into the Woods': un musical de cuento en el corazón del bosque

Regular está siendo el recibimiento de Into the Woods en España. Pero no me sorprende, pues conjuga los tres géneros más tristemente infravalorados: musical, fantasía y comedia. Y, claro, hace falta ser fan de los tres (o, al menos, de los dos primeros) para disfrutar de la nueva película de Rob Marshall, adaptada por James Lapine a partir de su propio musical de Broadway, que le granjeó a él el Tony a mejor guion y a su compañero Stephen Sondheim el concerniente a mejor composición musical. Con éste último se reunió hace doce años Rob Marshall tras el éxito de Chicago (2002) —que obtuvo 13 nominaciones a los Oscars (incluyendo mejor dirección) y ganó 6 (incluyendo mejor película)— con la intención de llevar al cine uno de sus musicales, como Follies o Sweeney Todd. Y ahí empezó todo.

Lilla Crawford en Into the Woods (Rob Marshall, 2014)
Caperucita, Cenicienta, Jack (con sus habichuelas) y
Rapunzel coinciden en el bosque (into the woods)
Convencido de su idoneidad para el cándido Marshall, Sondheim le ofreció Into the Woods. El cineasta estuvo de acuerdo, pero el best-seller de Arthur Golden se puso en su camino, dando lugar a Memorias de una Geisha (2005). Y después llegaron Nine (2009) y Piratas del Caribe 4 (2011). Visto lo visto, Marshall habría hecho bien en centrarse en Into the Woods, pero necesitó tomarse su tiempo para asimilar tan potencial grandeza. Entonces, en 2011, en el décimo aniversario del 11-S, el cineasta escucho a Barack Obama dirigirse a las familias de las víctimas con un “No estáis solos… Nadie está solo” que le recordó inevitablemente a la conmovedora canción “No one is alone” del musical, así como al esperanzador mensaje del mismo. De ese modo, tras una década de auténticos bodrios que jamás debieron ver la luz, Marshall decidió que había llegado la hora de adentrarse en el bosque, un lugar donde buscar sueños, afrontar miedos, perderse… y reencontrarse.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...