13 enero 2020

Nominaciones a los Oscars 2020: análisis de sorpresas y omisiones

Como siempre, el anuncio de las nominaciones a los Premios de la Academia, ha dado alegrías y disgustos a partes iguales. A continuación, mi tradicional comentario, categoría por categoría, de la 92ª edición de los Oscars.

Joker, de Todd Phillips
Joker, de Todd Phillips: 11 nominaciones
MEJOR PELÍCULA

1917
El irlandés
Érase una vez en... Hollywood
Historia de un matrimonio
Jojo Rabbit
Joker
Le Mans '66
Mujercitas
Parásitos

Que un trabajo tan convencional e insípido como Le Mans '66 opte al Oscar a mejor película es símbolo inequívoco de que algo va mal en Hollywood. Es la única sorpresa de una aburrida categoría donde destaca la presencia de la cinta surcoreana Parásitos, que debería alzarse como vencedora pero no lo tendrá nada fácil con 1917 y Érase una vez en... Hollywood enfrente. Es la 11ª cinta de habla no inglesa presente aquí. Por cierto, entre los nueve títulos nominados, sólo hay uno dirigido por una mujer: Mujercitas, que por cierto es una maravilla. Y no será por falta de alternativas: Retrato de una mujer en llamas, The Farewell, Superempollonas, Estafadoras de Wall Street...

09 enero 2020

Todas las películas de 'Star Wars' en orden, de la peor a la mejor

Decir que la saga Star Wars es irregular es quedarse corto: algunas de sus películas son obras maestras y otras, perfectos ejemplos de cómo no escribir un guion. Aun así, todas garantizan el entretenimiento, al menos para los innumerables fans de esa icónica galaxia muy, muy lejana. Tras revisar las doce obras de acción real que la componen con motivo del estreno de la última de ellas (o las dos últimas, pues ha entrado una serie en juego), aquí está el top definitivo en lo que a este espacio respecta:

El ascenso de Skywalker
Chewbacca, BB-8, D-O, C-3PO, Rey, Poe Dameron
y Finn en El ascenso de Skywalker
12. El ascenso de Skywalker (The Rise of Skywalker, J. J. Abrams, 2019). La que debería haber sido la película más impactante de la saga es también la más decepcionante: un sinfín de situaciones absurdas, decorados insustanciales y personajes sin desarrollar que sólo salvan el carisma de viejos y nuevos héroes y, claro está, la música de John Williams, hilo conductor por antonomasia. Además de mediocre, el guion traiciona por completo ese espíritu que supuestamente hacía por defender, si bien es cierto que el resultado sigue siendo entretenido. Y es difícil no conmocionarse al final.

29 diciembre 2019

Las mejores películas del 2019

El 2019 ha sido bastante decepcionante en lo que a cine comercial respecta, pero nos ha dejado un buen puñado de maravillas independientes, con lo que ha sido difícil quedarse con 20 títulos para representarlo. Muchas grandes películas se han quedado fuera del variopinto top que presento a continuación:

La caída del imperio americano
La caída del imperio americano
(distribuida por Wanda Vision)
20. La caída del imperio americano (La chute de l'empire américain, Denys Arcand, 2018). Tras El declive del imperio americano (1986), Las invasiones bárbaras (2003) y La edad de la ignorancia (2007), el que posiblemente sea el realizador canadiense más aclamado vuelve a deconstruir los sueños occidentales a través del dilema de un intelectual (empático Alexandre Landry) en cuyas manos cae accidentalmente una gran suma de dinero.

21 diciembre 2019

Star Wars. El ascenso de Skywalker: cobardía sin rumbo galáctico

Es difícil evaluar una película como Star Wars: El ascenso de Skywalker (Star Wars: The Rise of Skywalker, 2019) sin dejarse llevar por lo que esta saga significa para tantos de nosotros. Pero tampoco tendría sentido hacerlo: no estamos sólo ante una película, siquiera sólo ante otra película de Star Wars. No, estamos ante la conclusión, en teoría definitiva, de la saga Skywalker, compuesta de tres trilogías independientes pero fuertemente interconectadas que nos han hecho soñar, reír y llorar y, con excepción, claro está, de la primera, no tendrían sentido por sí solas. 

Kylo Ren y Rey en El ascenso de Skywalker
El enfrentamiento entre la luz (el bien) y la oscuridad
(el mal) se confirma como el tema central de la saga
El ascenso de Skywalker tiene lugar poco después de Los últimos Jedi (Rian Johnson, 2017), sin duda la cinta más polémica de la saga, una de las favoritas de la crítica especializada y, sin embargo, la más odiada por los fans a raíz de sus valientes, pero no siempre bien encaminadas, decisiones. Pues bien, J. J. Abrams, que convirtió El despertar de la fuerza (2015) prácticamente en un remake de la canónica La guerra de las galaxias (George Lucas, 1977), ha hecho como si tan arriesgado capítulo intermedio no existiera, corrigiendo sus supuestos errores y retomando el espíritu que, en teoría corresponde a la saga, pero evitando también volver a caer en el déjà vu que, pese a las alabanzas, tanto se le echó en cara. El resultado, cobarde y absurdo como él solo, se queda en tierra de nadie: sorprende más que las dos películas previas gracias básicamente a que ya no había nada que calcar pero, en general, lo hace para mal, desviándose por completo de la coherencia de esa galaxia muy, muy lejana tal y como hizo la denostada Los últimos Jedi, pero sin motivación autoral alguna más allá de contentar a unos fans que empezábamos a desear el mismo borrado de memoria que sufre de vez en cuando el genial C-3PO (Anthony Daniels). Al final, la crítica se ha aburrido, los fans se han llevado las manos a la cabeza y el público medio se ha limitado a pasar el rato, lo que convierte esta obra en el mayor tropiezo de tan irregular franquicia.

08 diciembre 2019

Premios de Cine Europeo 2019: consolidación de la mirada LGTB

La 32ª edición de los Premios de Cine Europeo seré recordada eminentemente por dos asuntos: el récord de galardones de La favorita (ocho) y el triunfo de la cinematografía LGTB, donde se enmarcan tanto esa cinta, que para muchos parecía ya agua pasada al ser realmente un título de 2018, como las que, por así decirlo, se han hecho con las medallas de plata y bronce: Dolor y gloria y Retrato de una mujer en llamas, dos de las joyas europeas del año. Los tres títulos abordan la comunidad no heteronormativa con originalidad, valentía y, ante todo, plena naturalidad.

La favorita, de Yorgos Lanthimos
La favorita estuvo nominada a 10 premios Oscar,
pero finalmente sólo Olivia Colman ganó el suyo
La favorita, que, valga la redundancia, fue una de las cintas favoritas de la carrera hacia el Oscar del año pasado, se hizo con todos los galardones a los que optaba: mejor película, mejor director para el griego Yorgos Lanthimos, personalísimo artífice de Canino (2009) y Langosta (2015); mejor actriz para la magnífica y muy británica Olivia Colman (receptora por este mismo papel del Oscar, el Globo de Oro y el BAFTA), que no acudió a la gala por estar ocupada jugando con sus hijos y sus perros, y mejor comedia (sí, ese absurdo galardón cuyo propósito no termina de quedar claro). A esos cuatro premios, todos muy merecidos pero quizá excesivos, hay que sumar otros cuatro de carácter técnico recogidos con anterioridad: fotografía para Robbie Ryan por "alejarse de las convenciones del drama de época lo máximo posible", montaje para Yorgos Mavropsaridis por dar a la película "un flujo fácil y natural de una manera inteligente, nueva e inventiva", vestuario para la ya mítica Sandy Powell por "ofrecer todos los guiños necesarios para una película de época que refrescantemente se siente como una ópera punk rock" y mejor maquillaje y peluquería para Nadia Stacey por un trabajo "hilarante pero también extremadamente triste". Y es que estamos ante una de las obras más geniales del año, tanto narrativa como visualmente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...