22 noviembre 2014

Mike Nichols: eterno graduado de cine, teatro, música y televisión

El pasado 19 de noviembre un ataque al corazón puso fin a la vida de uno de los mejores directores de la historia del cine, creador de joyas como ¿Quién teme a Virginia Wolf?, El graduado, Armas de mujer o Closer al que espero permitiros conocer mejor con este tributo, que, por supuesto, empezará por el principio: Mike Nichols nació en Berlín (Alemania) el 6 de noviembre de 1931 bajo el nombre de Mikhail Pavlovich Peschkowsky en una familia de ascendencia judía. En abril de 1939, su hermano pequeño y él fueron enviados a los Estados Unidos al encuentro de su padre, que había huido del país unos meses antes (su madre se uniría a ellos un año después, tras escapar por Italia). Toda la familia se cambió el nombre y se mudó a Nueva York, donde Nichols vivió una infancia difícil a raíz de la calvicie derivada de la tos ferina, que le obligaría a llevar pelucas toda su vida.

Mike Nichols dirige a Dustin Hoffman en El graduado (1967)
Mike Nichols dirige al debutante Dustin Hoffman
en su obra maestra: El graduado
Nacionalizado estadounidense, el joven estudió en la Universidad de Chicago, donde su vida empezó a florecer. Sin embargo, comenzó a faltar a clase para formar parte de actividades teatrales y terminó dejando la carrera de medicina para entrar en el Actors Studio. Fue así cómo conoció a la ensayista Susan Sontag, una de sus mejores amigas, así como a Elaine May, con quien formó un dúo cómico que le abrió las puertas de Broadway y granjeó a ambos el Grammy a mejor álbum cómico (An Evening with Mike Nichols and Elaine May). Se inició entonces en la dirección teatral, probando desde el principio una gran habilidad para extraer lo mejor de sus intérpretes, sin duda ayudado por su experiencia como actor y su conocimiento del Método de Lee Strasberg. En 1963 fue elegido para dirigir Descalzos en el parque, que le sirvió para confirmar que la dirección era su camino: “el primer día de rodaje, pensé ‘esto es lo que estoy destinado a hacer’. Supe instantáneamente que estaba en casa”. La exitosa producción teatral le granjearía el primero de nueve premios Tony y le abriría las puertas de obras como La extraña pareja (1965) y Plaza Suite (1968); y, por supuesto, de Hollywood.

17 noviembre 2014

21 películas que conocemos por el título original

El mundo es cada vez más global y los idiomas que conforman la Torre de Babel cada vez están más interrelacionados. En España, no sólo doblamos las películas, sino también sus títulos. Algunas traducciones resultan tan horribles que fueron incluidas en mi top 25 de ‘Peores traducciones de títulos de películas al castellano’, pero otras son sencillamente olvidadas en detrimento de los títulos originales. Este artículo contiene veintiuna películas (todas ellas recomendables, por cierto, porque ¿para qué dedicar tiempo a malas obras?) que conocemos por su título original pese a contar con un título en castellano. Antes de leer… ¿se os ocurre alguna?:

Parque Jurásico (Jurassic Park, de Steven Spielberg, 1993)
Jurassic Park es una de las películas
más taquilleras de la historia
Amor (Amour, de Michael Haneke, 2012). Aunque sólo una letra distingue al título original del traducido, todo el mundo la conserva para referirse a este potente drama sobre la vejez, la enfermedad y la vida en pareja.

Brillantina (Grease, de Randal Kleiser, 1978). Sí, aunque no lo creáis, este mítico musical cuenta con título en castellano. Sin embargo, es un título tan rematadamente idiota, que lo mejor es quedarse con la versión original, ¿no creéis?

El amor está en el aire (Strictly ballroom, de Baz Luhrmann, 1992). El éxito de Moulin Rouge llevó a todo el mundo a revisar la filmografía de su director en busca de más musicales. Fue así como la mayoría descubrió esta pequeña joya de baile cuyo título original recordaba mucho más al del popular musical de 2001 (dos palabras en lengua extranjera, en ambos casos).

10 noviembre 2014

LesGaiCineMad: buen cine lésbico, gay y transexual en la 19ª edición

El LesGaiCineMad es un festival hecho por y para la comunidad LGTB, que puede así disfrutar de obras audiovisuales que, por desgracia, no suelen llegar a la cartelera pese a reflejar una realidad tan importante como es la lucha por la propia identidad. Se trata también de una ocasión única para que los espectadores de cualquier identidad de género aprendan a ver la vida a través de los ojos de personas diferentes… y aprender a verlas como iguales. La 19ª edición de este certamen, uno de los más importantes del mundo sobre temática LGTB, ha sido rescatada por los colaboradores —desde los organizadores del evento hasta los contribuidores económicos, pasando por los voluntarios entre los que yo me encontraba—, ya que la crisis ha diezmado a los patrocinadores.

Tiger Orange (Wade Gasque, 2014)
Frankie Valenti deja el porno a un lado para
actuar en Tiger Orange... y gana un premio por ello
De no celebrarse, habríamos perdido una de las ediciones más especiales que se recuerdan, con películas tan destacables como Anita’s Last Cha Cha, Girltrash: all night long, Helicopter Mom o Test. En una edición menos reñida, todas ellas habrían tenido posibilidades de cara al palmarés, finalmente dominado por tres notables títulos. Así, la nostálgica Tiger Orange, se ha alzado con los premios a Mejor Película y Mejor Actor para la estrella del porno Frankie Valenti —menciones excesivas pero no desacertadas—, mientras que la australiana 52 Tuesdays, ganadora del premio a Mejor Dirección (World Cinema) en Sundance, ha triunfado en las categorías de Dirección y Guion (ambas para la debutante Sophie Hyde, quien comparte el segundo premio con Matthew Cormack); por último, la brasileña Reaching for the moon se ha llevado el Premio del Público y el de Mejor Actriz (ex-aequo para Gloria Pires, Tracy Middenforf y Miranda Otto, quien debería haberse llevado el galardón en solitario). Cada una de las triunfadoras refleja una identidad distinta: homosexualidad masculina, transexualidad masculina y homosexualidad femenina, respectivamente. Quizá con intención de redondear el palmarés, una pequeña película italiana sobre transexualidad femenina ha recibido una inesperada Mención Especial: Più buio de mezzanotte. A continuación, dedicaré unas palabras a éstos y el resto de largometrajes de ficción presentados en el festival, ordenados del más flojo al más destacable.

02 noviembre 2014

'Relatos salvajes': la película perfecta para tiempos de crisis

“La difusa frontera que separa la civilización de la barbarie, el vértigo de perder los estribos y el innegable placer de perder el control” es, en palabras de su guionista y director, Daniel Szifron, la base de Relatos salvajes, película que, no sólo se ha convertida en la más taquillera de Argentina en 2014 (con más de 3 millones de espectadores), sino también en la más vista internacionalmente de la historia del país (y eso que sigue en cartelera). Además, ha sido una de las más vistas durante la pasada Fiesta del Cine.

Imagen promocional de Relatos salvajes
Imagen promocional de Relatos salvajes
Siguiendo con las declaraciones del director, la cinta consta de seis historias autoconclusivas sobre “situaciones conflictivas de la cotidianeidad (…) que como ciudadanos comunes reprimimos tras medir el costo-beneficio de una acción, optando por ser menos impulsivos y no responder a las agresiones externas”. La combinación de violencia exagerada y humor negro da lugar a múltiples momentos memorables sobre personajes obligados a traspasar sus propios límites por motivos tan comunes como multas injustas, peleas de carretera y bodas estropeadas por las mentiras. La popularidad de cintas como Oldboy (Park Chan-wook, 2003) y Malditos bastardos (Quentin Tarantino, 2009) puso de manifiesto el atractivo que la venganza despierta entre los espectadores, pero la clave de Relatos salvajes radica en su capacidad de transformar esos impulsos en momentos desternillantes, pudiendo así llegar a un tipo de público mucho más amplio.

26 octubre 2014

¿Qué películas ver en la Fiesta del Cine? (27, 28 y 29 de octubre de 2014)

La séptima edición de la Fiesta del Cine llega a 365 cines españoles (sí, tantos como jornadas tiene el año) durante los días 27, 28 y 29 de octubre. Se trata de una ocasión fantástica para fomentar el consumo de cine en las salas a un precio muy económico: 2,90€. Pero, ¿qué ver? ¿Cómo aprovechar al máximo la fiesta del cine? Hay vida más allá de la cansina Torrente 5: Operación Eurovegas (Santiago Segura) y con este artículo espero demostrarlo.

Rosamund Pike y Ben Affleck en 'Perdida' (David Fincher, 2014)
Perdida es el estreno de la temporada
Para empezar, todo amante del cine que aún no lo haya hecho debe aprovechar para ver la comedia dramática Boyhood, sin lugar a dudas la película más impresionante del momento (incluso, del año). Rodada por Richard Linklater (artífice de la saga iniciada con Antes del amanecer en 1995) durante doce años, la cinta nos hace partícipes de las vidas de una familia desestructurada a través de los ojos del más pequeño de la casa, a quien conocemos con seis años y dejamos con dieciocho. Se trata además de una de las primeras favoritas para los próximos premios Oscar, donde quizá se vea las caras con la nueva cinta de intriga de David Fincher (muy popular gracias a Se7en, 1995 y El club de la lucha, 1999): Perdida, adaptación del  best-seller de Gillian Flynn protagonizada por Ben Affleck como un hombre sospechoso de la muerte de su esposa desaparecida. Sorpresa tras sorpresa, este excelente thriller es una de las películas más originales y emocionantes del año.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...