03 octubre 2013

¿Por qué aparece Legolas (Orlando Bloom) en la película de 'El Hobbit'?

Póster de El Hobbit: la desolación de Smaug, Legolas y Tauriel
Póster de la segunda parte de El Hobbit,
con los Elfos Legolas y Tauriel
Hace dos días pudimos disfrutar del tráiler de El Hobbit: la desolación de Smaug, segunda película de la trilogía de El Hobbit, de Peter Jackson, cuyo estreno se prevé para el 13 de diciembre de 2013. Pero no voy a hablar de las expectativas, que desde luego ya no son tan altas como lo eran a la hora de recibir la primera parte, ni de la trama que tratará una segunda parte que promete mucha acción (quizá demasiada).

Hoy voy a embarcarme en uno de mis habituales largos artículos para solventar una duda, cada vez más próxima a crisis existencial, que ronda la red. ¿Por qué aparece Legolas en las películas de El Hobbit si el libro ni siquiera lo menciona? ¿Tan necesitado de trabajo estaba Orlando Bloom? ¿Tantas ganas de dinero fácil tenía Peter Jackson? La comunidad de internautas no para de especular a este respecto, muchos de ellos verdaderamente indignados.

Ilustración de Inger Edelfeldt de un Legolas de cabello oscuro
Ilustración de Inger Edelfeldt de un
Legolas de cabello oscuro
Pues bien, como experto en el universo Tolkien debo afirmar que Legolas aparece en El Hobbit con pleno derecho. ¿Por qué? Pues porque, de haber sido inventado como personaje por J. R. R. Tolkien cuando éste escribió El Hobbit (1937) entre finales de los años veinte y principios de los treinta (para más información, consultad “La historia de El Señor de los Anillos), sin duda habría sido incluido. Tolkien no sólo escribió una historia, sino que se embarcó en la creación de toda una mitología, tal y como desarrollé en el artículo “El secreto de El Señor de los Anillos. Esta mitología (como todas, a fin de cuentas) fue cambiando y desarrollándose con el paso de los años hasta alcanzar la cumbre con la publicación de El Silmarillion (1977) cuatro años después de la muerte de Tolkien. La propia trilogía de El Señor de los Anillos, donde Legolas aparecía por primera vez, no fue publicada hasta 1955.

Por tanto, transcurrieron casi tres décadas entre El Hobbit y El Señor de los Anillos, casi treinta años en los que la Tierra Media mostrada al mundo por primera vez en 1937 con El Hobbit alcanzó una dimensión mucho más rica y maravillosa. En este tiempo se desarrolló el personaje de Legolas, un Elfo Sinda cuyo nombre significa “hoja verde” que aportaría a la comunidad del anillo su visión élfica y la sabiduría otorgada por la inmortalidad de su raza.

Thranduil, rey del Bosque Negro, en El Hobbit
Thranduil, quien apareció brevemente en la primera parte
de El Hobbit, tendrá más protagonismo en la segunda
Quienes hayan leído El Hobbit recordarán que los aventureros protagonistas pasan un tiempo en el Bosque Negro, disfrutando de la hospitalidad (o, mejor dicho, mezcla de resquemor, disgusto y elegancia) de Thranduil, rey de los Elfos silvanos. Pues bien, Legolas no es cualquier elfo, sino que es el hijo de Thranduil y, por tanto, príncipe del Bosque Negro. Es precisamente éste el motivo de su posterior presencia en el Concilio de Elrond y de su adhesión a la comunidad del anillo.

Por consiguiente, cabe imaginar que, cuando Bilbo, Thorin y compañía se adentraron en el Bosque Negro, Legolas se encontraba allí junto a su padre. La novela de El Hobbit no lo menciona sencillamente porque Tolkien no lo había creado todavía como personaje, pero no resulta descabellado que Peter Jackson, conocedor de la Tierra Media, haya decidido incluirlo en su versión cinematográfica. A fin de cuentas, las películas necesitan personajes con lo que el público se identifique y ¿qué mejor que un personaje con el que la audiencia ya está familiarizada?

Bloom (Legolas) junto a Luke Evans (Bardo)
Legolas es uno de los personajes más queridos de la trilogía cinematográfica de El Señor de los Anillos, donde, por cierto, también escandalizó a los fans más puristas por mostrar un carácter mucho más atlético y espectacular que la visión más intimista del libro, una decisión acertada que dio lugar a algunas de las escenas más impresionantes de la trilogía. Y, aunque Orlando Bloom no ha demostrado demasiado talento en otros trabajos, su transformación en el Elfo de cabellos dorados es inmejorable. Bloom, quien, tras abandonar la saga de Piratas del Caribe (Gore Verbinski, 2003-2007), ha quedado relegado a películas independientes de escasa calidad, debe sin duda de estar ansioso por volver a convertirse en el personaje que le dio la fama.

Tauriel y Legolas aportarán trasfondo y acción
a El Hobbit: la desolación de Smaug

El tráiler de El Hobbit 2 revela que la aparición de Legolas aportará grandes dosis de acción a una parte de la historia que, al menos en el libro, no tiene demasiada. Junto a él, encontramos a la Elfa Taurial, interpretada por Evangeline Lilly, más conocida como la valiente Kate de la serie Perdidos (2004). Lilly, que debutó en el cine en la oscarizada En tierra hostil (Katheryn Bigelow, 2009), ha pasado bastante desapercibida en la gran pantalla desde entonces, con lo que su aparición en esta famosa trilogía sin duda empujará su prometedora –al menos en el campo de la acción– carrera.

El personaje de Tauriel, cuyo nombre significa “hija del bosque” no sólo no aparece en la novela de El Hobbit, sino que no forma parte del universo Tolkien. Se trata de una creación de Peter Jackson para la gran pantalla, sin duda una estrategia para aportar el toque femenino a la segunda parte tal y como Galadriel (Cate Blanchett) hizo en la primera parte pese a no aparecer tampoco en el libro. La novela original de El Hobbit carece por completo de personajes femeninos, algo nada sorprendente considerando que en el momento en que fue escrita las historias de aventuras solían carecer de ellos. Años después, Tolkien se rebelaría contra esto con el personaje de Éowyn, la doncella guerrera de El Señor de los Anillos.

Diseño de vestuario de Galadriel
(Cate Blanchett) para El Hobbit
No es la primera vez que Jackson y sus compañeras Philippa Boyens y Fran Walsh (acompañados en El Hobbit por Guillermo del Toro) se toman la libertad de jugar con los personajes femeninos. De hecho, las féminas de las novelas de El Señor de los Anillos apenas tiene relevancia, con lo que los guionistas de las películas recurrieron a los anexos de la trilogía y a la imaginación para dar mayor relevancia a la valerosa Éowyn (Mirando Otto), la hermosa Arwen (Liv Tyler) –quien apenas cuenta con dos menciones en los libros– y la poderosa Galadriel. Todo un acierto que dio lugar a algunas de las escenas más bellas de la saga.

Conviene además destacar que la visión de los Elfos que da la novela de El Hobbit es bastante negativa. Quizá Tolkien quiso que los viéramos con los ojos de los Enanos, enemigos eternos de la bella raza, o quizá todavía no los había imaginado como las fascinantes criaturas que vemos en El Señor de los Anillos. La inclusión de Legolas y Tauriel sin duda ayudará a contrastar con el carácter estirado de Thranduil, Elrond y los demás Elfos.

Portada de la revista Empire dominada
por los Elfos de El Hobbit

Todo esto es también parte de la estrategia de Jackson de conectar las dos trilogías en tono y temática y de dar mayor profundidad a El Hobbit, tal y como expliqué en el artículo “Guía de El Hobbit. Los Elfos aportan esta dimensión filosófica y trascendental ya que, mientras Bilbo, Thorin y compañía están preocupados por su pequeña aventura, ellos están preocupados por un peligro mucho más universal, que terminará dando lugar a los acontecimientos reflejados en El Señor de los Anillos.


Quien se preocupe por la adaptación de El Hobbit a la gran pantalla, que lo haga por la falta de ritmo del guión, los toques de humor inoportunos, el inadecuado uso de la música o la estética de videojuego, pero dejad en paz a Legolas, porque su aparición en esta trilogía cinematográfica está plenamente justificada. Es más, lo extraño sería que no apareciese considerando que los protagonistas están un tiempo en el Reino del que es príncipe. En todo caso, el debate no debe centrarse en si Legolas tiene o no derecho a aparecer, sino a si Peter Jackson –quien, por cierto, ni siquiera quería dirigir estas películas– debería haberse limitado estrictamente a los hechos de los libros o no. En cuanto a Legolas, como mucho preocupaos por sus nuevas lentillas, que, por algún motivo, son distintas de las de la trilogía original. De todos modos, yo no puedo esperar para ver a este mítico personaje cobrar vida de nuevo.

Si os ha gustado el artículo y os interesa el cine, podéis seguir a 
La estación del fotograma perdido en Facebook:



© El copyright del texto pertenece exclusivamente a Juan Roures
© El copyright de las imágenes pertenece a sus respectivos autores y/o productoras/distribuidoras

36 comentarios:

  1. Tu explicación es totalmente convincente y lógica respecto a la aparición de Legolas, pero está claro que los guionistas se toman la libertad de darle a este personaje un protagonismo que en la novela no tiene y ¿por qué? Pues porque Orlando Bloom es un actor con tirón en taquilla (aunque esta saga ya tiene tirón por sí misma).
    Y es que la taquilla es la que manda porque que de una novela tan corta se hagan tres películas es simplemente por eso. 'El hobbit' se podía haber quedado en una sola película.
    Será la película de estas Navidades, sin duda!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Manderly, por tus siempre interesantes comentarios. Sin duda, los intereses comerciales han influido -y mucho-en las decisiones de los directivos de esta película (como sucede con casi todas). No obstante, el esmero que ha mostrado el equipo en apartados como el vestuario o la dirección artística, no necesariamente materializados en mayor taquilla, reflejan que el dinero no es, ni por asomo, la única meta. Intereses económicos han influido en la aparición de Legolas y en la transformación de un único libro en una trilogía, pero también intereses narrativos: la historia se vuelve más rica, más profunda y más interesante, en comparación a una novela que es una mera historia de aventuras. No obstante, eso no quita que muchas de las decisiones que se están tomando estén convirtiendo a El Hobbit (sea una o varias películas) en una obra de calidad muy inferior a lo que cabría esperar de los creadores de El Señor de los Anillos. Pero el problema no es Legolas. ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Hola!

    A mi el mundo Tolkien me encanta. De hecho he leído todos los libros y vistas las películas. Me parece muy interesante tu artículo. Siempre aprendo algo de tí y eso me hace crecer como persona y sobretodo, interesarme por todo lo que escribes.

    Me encantó "El Hobbit". Pero aunque todos sabemos que tiene mucho tirón y demás... hacer dos partes más, para mi, sinceramente, no tiene sentido. Como digo siempre y en estos casos, cuando una trilogía tiene tanto éxito, hay que explotar la gallina de los huevos de oro. Como pasa con Star Wars. Nueva trilogía. Ya veremos como es y si me decido a verla. Y eso que soy fanática de la trilogía original....

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Yo creo que 3 películas no eran necesarias, desde luego. Pero el problema no es tanto las películas que se hagan, sino como se hagan. Si el mismo talento que creó El Señor de los Anillos hubiera creado esta trilogía me alegraría de tener 3 películas, pero, por desgracia, se ha perdido parte de la magia. Aun así, al menos la primera es una película de aventuras muy respetable. Saludos.

      Eliminar
  3. Hello!

    A primera vista puede resultar sorprendente la aparición de Legolas, pero leyendo tu artículo parece ser que razones tiene para ello!
    Sin embargo me parece que aparece demasiado en el trailer (¿o acaso no era Bilbo el protagonista de la novela?) o en la portada de la revista Empire que has mostrado en tu artículo. Sin embargo, una cosa es la publicidad y otra la película, ¿quién nos dice que finalmente no aparezca sólo 5 minutos y que su presencia haya sido exagerada por los publicistas?

    Habrá que esperar a ver la película completa para ver qué han hecho con este personaje. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Yo también creo que el empleo de los elfos como promoción es exagerado, pero ya se sabe que la publicidad aprovecha lo que puede y aquí Legolas y compañía llaman mucho. Saludos.

      Eliminar
  4. Tengan en cuenta que la pelicula El Hobbit no es solamente el libro homonimo si no que tambien toma como bases argumentales las cronologias descritas por Tolkien en los apendices (el arribo del nigromante por ejemplo) mas algunas licencias para hacer mas llevadera la historia y que no paresca "poca manteca embarrada en demasiado pan". En cierta forma la aparición de Légolas no carece de sentido, ya que los Elfos viven muchisimo mas que los Hobbits, los enanos y los hombres y como este era un elfo del Bosque Negro era logico que estuviera en el reino de Thranduil. Si la peli se hubiera basado unicamente en el libro la misma no hubiera durado mucho más allá de las dos horas. Perdonemos a Jackson y disfrutemos a Tolkien como siempre lo soñamos (por lo menos yo) desde que leimos el libro hace tantos años.
    de paso te invito a que visites mis blogs www.cuentotales.blogspot.com.ar y www.dbimaginarte.blogspot.com.ar en donde hablo de cine, television, comics y otras cosas dementes que tanto nos gustan. Desde ya te digo que pongo entre mis favoritos tu blog. Un abrazo desde la lejana Republica Argentina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Es cierto: no hay que ver las películas de El Hobbit como meras adaptaciones de la obra homónima, sino como mucho más. Un saludo.

      Eliminar
  5. Uhuu!!! Parece que fue hace mil cuando fui al cine a ver el Hobbit... qué fuerte que ya llega la otra! Me pierdo un poco con tanto elfo, pero a mi me gustan :P

    ResponderEliminar
  6. a ver, espero no molestar, pero lo que estas sugiriendo es como si yo tuviera que incluir los amigos que tengo ahora, en los recuerdos de mis amigos de la guardería, porque como ahora son mis amigos, si los hubiese conocido antes también lo seria... a mi personalmente me parece una opinión muy personal y no me satisface.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1) Yo no estoy sugiriendo nada ni doy la razón a nadie. Soy el primero en criticar decisiones de El Hobbit y todo lo que hago es explicar el motivo por el que aparece Legolas en esta película, al margen de que cada uno tengo su opinión al respecto. El artículo no es "una opinión muy persona" en absoluto, ya que se basa en fuentes reales.
      2) Tu ejemplo no tiene absolutamente nada que ver. Legolas estaba en el Bosque Negro cuando Bilbo y los enanos lo visitaron; simplemente, Tolkien no escribió nada al respecto porque todavía no había desarrollado ese personaje. Considerando que Jackson no ha querido limitarse a los eventos del libro de El Hobbit, que apenas darían para un film, es por completo razonable que Legolas fuera incluido igual que lo fueron Radagast, Galadriel o Saruman en la primera entrega. Otra cosa es la opinión que cada uno tenga sobre la decisión de Jackson y su equipo de no limitarse a los acontecimientos de El Hobbit

      Eliminar
  7. Muy buena opinión ^_^
    La mia es mucho más corta: Porque es hijo de Thranduil y como es un personaje bastante famoso por la trilogía de ESDLA, no meterlo era un error jeje

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Cito literalmente tus palabras " [...]simplemente, Tolkien no escribió nada al respecto porque todavía no había desarrollado ese personaje. Considerando que Jackson no ha querido limitarse a los eventos del libro de El Hobbit, que apenas darían para un film [...]"
    me encanta tu artículo, muy objetivo hasta llegar al final que se te ve el rejo, sin ánimo de ofender, pues todos tienen su opinión; y como de esto se trata, de opinar... pues dejo la mía:
    1- si Tolkien (creador de este mundo) no había desarrollado aún al personaje, ¿Quién eres tú Jackson, por mucha trilogía cinematográfica gloriosa de ESDLA que hicieras, para meter un personaje que el autor no introdujo? ¿Qué me lo tengo que tomar como una mejora?...entonces, y espero equivocarme, llegamos a la conclusión de que Jackson (como dices experto en el mundo Tolkien) está mejorando en la gran pantalla la obra de Tolkien. A mi parecer, si Legolas no se lo inventó mientras escribía El Hobbit no debería aparecer en el film, se debería quedar en la mera imaginación de como tú dices los "expertos en el mundo Tolkien", de esa imagen de como estamos entrando en el Bosque del famoso Legolas. Esta es la aventura de un grupo de valientes enanos que desean recuperar su hogar. Se trata de sus aventuras. Legolas en mi parecer ya tiene demasiado protagonismo en ESDLA y ya es demasiado "pro" (aunque eso ya es otro debate...); en mi opinión es rentable abrir el baúl de los recuerdos para atraer a un público que salió muy desanimado de la primera entrega, y es fácil esconderse tras la frase que tu dijiste (de que se inventó después y por lógica debe aparecer).
    2- Te cito de nuevo " [...]Considerando que Jackson no ha querido limitarse a los eventos del libro de El Hobbit, que apenas darían para un film[...]". ¡Muy buena frase! Para mi es el “kit” de la cuestión, si ves que el libro no da para una película ¿por qué la haces? ¿Por qué te gastas el dinero en algo que no va a ser ni remotamente real? Sigo, si tan famoso eres y tan reconocido por tus anteriores “films”, ¿por qué no te creas tu propio mundo y lo haces a tu gusto? ¿Por qué tienes que modificar un libro de una manera tan chocante para algunos? ¿No crees que estés perdiendo de esta forma un mercado de fans considerable?
    Si tenías que hacer tantos cambios para poder hacer un “film” (¡bueno perdón 3!), en mi opinión, mejor no hubieras hecho nada, que con la trilogía ESDLA tenías la cuenta corriente bien llena de aquí a la tumba.

    Saludos! y felicitaciones por el articulo! muchos fans (de los libros) necesitaban una respuesta objetiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carolina. Muchas gracias por tomarte la molestia de contestar con tanto detalle. Tu opinión es por completo válida; no obstante, tal y como señalo en el artículo, creo que el debate no consiste en Legolas sí-Legolas no, sino en si Jackson debería limitarse estrictamente al libro o no. Una vez se acepta que la trama del libro sea ligeramente ampliada, la presencia de Legolas tiene todo el sentido del mundo.

      De hecho, sería muy extraño que no apareciese junto a su padre Thranduil cuando los Enanos pasan por el Bosque Negro; el libro no habla de "Legolas" porque ese personaje no había sido diseñado aun, pero sí habla de "Elfos y Elfas"; ¿no crees que tiene sentido que Legolas sea uno de esos Elfos considerando que es el hijo de Thranduil (algo que sí es obra de Tolkien) y que por tanto entre en acción? En cualquier caso, la presencia de Legolas está infinitamente más justificada que la de Radagast, Galadriel, Saruman o el mismísimo Sauron porque él, al contrario que los demás personajes introducidos por Jackson, sí estuvo en el lugar de la acción. Lo cuestionable, en todo caso, es el excesivo protagonismo que se le da.

      Entiendo que los fans de la novela de El Hobbit desearían que solo hubiera una película y que ésta se centrase exclusivamente en las aventuras de dicha novela, peo yo, como fan de la Tierra Media (y no necesariamente de El Hobbit, que, aunque excelente, carece de la profundidad de la trilogía y, en general, del universo de Tolkien al ser una obra temprana) disfruto viendo los máximos hechos y personajes en la gran pantalla siempre y cuando se haga con cuidado. No entro en la calidad de esta nueva trilogía (claramente inferior a la de El Señor de los Anillos) ni en si Jackson ha hecho o no lo correcto al ampliar tanto el abanico, pero una vez más debo afirmar que Legolas tiene todo el derecho del mundo a aparecer y que el único motivo por el que todo el mundo está hablando de ello y no de cualquier otro cambio de los introducidos por Jackson es que éste es el cambio más obvio a simple vista, pero, a la hora de afectar al desarrollo de la historia no tiene apenas importancia comparado con el resto de modificaciones (toda la segunda película ha salido prácticamente de la nada, de hecho). De todos modos, coincido en que una sola película centrada en el libro probablemente habría sido una mejor obra que esta trilogía, al menos de cara al público general.

      Eso sí, la decisión de incluir a Legolas es anterior a la de convertir esta historia en una trilogía, ya que, como sucedió con El Señor de los Anillos, las tres películas han sido rodadas a la vez. Un saludo y gracias de nuevo por tu opinión.

      Eliminar
  9. ¿Existe algún indicio de que Légolas existiera ya en el momento en que Bilbo pasó por el Bosque Negro? Por muy hijo de Thranduil que fuere, no se puede inferir que ya hubiera existido para entonces y ponerlo en la película así como si nada. Tráeme su certificado de nacimiento y discutimos al respecto xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que me hagas esa pregunta. No tengo el certificado de nacimiento de Legolas, pero los certificados se pueden falsificar mejor que los hechos, así que recurriré a estos.

      Según los textos de Tolkien, Thranduil lidera el Bosque Negro desde, como mínimo, la Segunda Edad (es decir, miles de años antes de los acontecimientos narrados en El Hobbit). En El Hobbit no hay mención a su mujer, con lo que cabe imaginar que murió/desapareció hace tiempo (obviamente, después de dar a luz a su hijo Legolas). Al margen de esto, que es presuposición mía al no haber mención alguna al respecto, lo que sí es un hecho es que para el tiempo de El Hobbit los Elfos eran ya una raza en el ocaso de su existencia, que se veía afectada por la falta de natalidad y la visión negativa del mundo. Considerando que Thranduil y su Reino están especialmente afectados por esta mentalidad, parece casi imposible que Legolas naciera tan tarde. No, me atrevo a afirmar que, como mínimo, tenía dos o tres miles de años por aquel entonces (más o menos como Arwen). A fin de cuentas, es el primogénito de Thranduil: ¿por qué iba a esperar éste unos 6.000 años de Reinado Prolífico para tener su primer hijo justo cuando la Edad de los Elfos termina?

      Por otro lado, la responsabilidad asumida por Legolas en los textos de Tolkien, así como su sabiduría y conocimientos, dejan claro que ha vivido mucho y es ya un Elfo destacado. De otra manera, ¿crees que la comunidad Elfa habría visto con buenos ojos que Legolas fuese su único representante en la Comunidad del Anillo?

      Si desconfías de mí, puedes preguntar a cualquier experto en Tolkien; cualquiera te dirá que Legolas llevaba bastante tiempo en este mundo cuando Bilbo visitó el Bosque Negro. Y, de paso, te dirían que los Elfos Sinda del Bosque Negro habían decidido apartarse de los asuntos mundanos y sumergirse en su burbuja (algo que refleja la película, por cierto) y que el propio Legolas no había dejado el Reino prácticamente nunca (ni siquiera ha visto jamás el mar, tal y como afirma en El Señor de los Anillos), con lo que sin duda estaba allí cuando Bilbo llegó. Y, como persona más importante del Reino tras su padre Thranduil, obviamente tendría algo que decir, ¿no crees?

      Insisto en que no pretendo apoyar la total libertad con que Jackson está adaptando este libro; pero, una vez le permites realizar la más mínima modificación, la inclusión de Legolas es la que tiene más derecho a ser realizada de todos.

      Ya que me curro las respuestas, espero que alguien las lea; ¡me están dando casi más trabajo que el artículo!

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Me gustaria que este director hiciera las peliculas del elfo oscuro de R.a.salvatore

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maggy, gracias por comentar. Con las críticas que le están cayendo, no creo que Jackson quiera más fantasía por un tiempo (ni siquiera quería meterse con El Hobbit), así que lo veo difícil. De todos modos, quizá lo mejor sea un cineasta completamente diferente para no mezclar los estilos de ambas sagas. Un saludo.

      Eliminar
  11. Agradezco mucho tu explicación, como han dicho antes, el agregar a Legolas en la película fue el cambio que más alarmo a la comunidad de fans, te quedas como impactado primero al saber que un libro que no da para más de dos horas de film se ha convertido en una trilogía, lo que te da muchos esperanzas, porque crees que contendrá los detalles que tu esperas que contenga, pero que pasa, no es así, y a la vez ahora te vienen a agregar personajes que salen de la imaginación de alguien que no es Tolkien, en mi opinión es igual desconcertante que alguien se tome el derecho de cambiar algo que para muchos es el legado de una persona increíble como lo es Tolkien.
    Aun no veo la segunda entrega de la trilogía pero nuevamente te agradezco tus objetivos comentarios, esto por lo menos no me va hacer rabiar mientras veo la película.
    Una última cosa, alguien sabe si se tiene pensado seguir llevando a la pantalla las demás historias de Tolkien, aún quedan muchos recursos digo yo, como para estar inventando nuevos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Tienes mucha razón: crear una trilogía de ese pequeño libro debería haber servido para profundizar en los personajes y eventos ya creados y no para cambiarlo todo. Ahí Jackson se ha equivocado enormemente.

      Y no, por ahora nadie se atreve con otras obras de Tolkien por su complejidad a la hora de adaptarlas. El Silmarillion, por ejemplo, es demasiado poético para ser llevado al cine (a menos que alguien como Terrence Malick se atreviese). De hecho, la idea de Jackson de ampliar la historia de El Hobbit es, precisamente, para meter más parte de la obra de Tolkien en una historia ya conocida.

      De todos modos, quién sabe; ¡el cine no para de darnos sorpresas! Un saludo :)

      Eliminar
    2. Personalmente me gustaria ver plasmada en la pantalla grande la historia de los hijos de Hurin, pero a ver que pasa, un saludo tambén.

      Eliminar
  12. me encanta la aparición de legolas!! le de mas acción :>

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar. Me alegro de que haya gente que sí ha disfrutado del regreso de Legolas ;) Un saludo.

      Eliminar
  13. El día que una pelicula basada en un libro se reproduzca fielmente sin duda será algo sorpresivo para todos. No se mucho de cine, pero imagino que los factores a considerar a la hora de hacer un libro son diferentes a los que se consideran al momento de hacer una película, si creo que hay aspectos básicos de cada historia que si deben respetarse, pero finalmente una película es el resultado de la visión de alguien que no fué el escritor de la historia original (normalmente) por lo que también es válido 'quitar' 'poner' 'cambiar' etc. en muchas ocasiones eso incluso puede ser enriquecedor para la historia, como podría ser este caso. Pero bueno al final como en todo: habrá a quienes les gusté y habrá a quienes no, por eso hay libros y por eso hay películas, ¿Te gusta la historia original? Quedate con el libro ¿Te gustá la historia enriquecida? Quedate con la película o mejor aún, tomemos lo mejor de ambas versiones. En lo personal me ha encantado tu artículo y estoy a favor del mundo que a creado Jackson en sus películas. Salu2 ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, tienes razón: cada obra hay que juzgarla por separado. No obstante, entiendo que los fans del libro se sientan decepcionados de que Peter Jackson, que traslado la El Señor de los Anillos a la gran pantalla con tanto esmero, haya cometido tantos fallos esta vez. Muchas gracias por tu comentario, saludos :)

      Eliminar
  14. Estaba buscando imágenes sobre Legolas, porque estaba viendo el Hobbit y me dí cuenta de que Legolas era diferente! Pensaba que podría ser que cómo han pasado los años desde ESDLA Legolas ya se haya "hecho mayor" pero no... Leo tu post y es cierto! Son las lentillas! Porque?! Tiene aspecto de tío "duro" y más frío... No pega con el Elfo guerrero y con aspecto de chico bueno y pacífico que salía en ESDLA... En fin... >Totalmente de acuerdo con todo lo que dices! Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! :) Sí, son las lentillas (además, obviamente, del maquillaje con el que intentan que aparente la misma edad que en la trilogía original... sin demasiado éxito). Un saludo!

      Eliminar
  15. Muy bueno tu articulo.... ese universo me gusta mucho.Despues de ver la triologia del señor de los anillos me entere un años despues que existen muchos otros libros, donde relatan la historia de este universo desde la creacion del mundo. ¿Usted como experto de este universo me podria decir el orden y el nombre de los libros para ir leyendolos uno a uno?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elvis, gracias por tu interés. En realidad todo se reduce a tres grandes obras: El Silmarillion, sobre los orígenes de la Tierra Media y las historias antiguas, El Hobbit, sobre la aventura para recuperar la Montaña Solitaria, y El Señor de los Anillos, la trilogía sobre la derrota final de Sauron.

      Dentro de El Silmarillion se narran varias historias y, una de ellas, Los hijos de Húrin, fue expandida en una novela adicional. Además, los Cuentos inconclusos y Cuentos desde el reino peligroso ayudan a profundizar en otras historias de la Tierra Media, algunas mencionadas en El Silmarillion, El Hobbit y El Señor de los Anillos y otras completamente nuevas. Estas obras parten de material de Tolkien, pero están organizadas (y a menudo redactadas) por su hijo.

      Hay otras obras sobre el universo Tolkien, medio-escritar por el propio Tolkien, tales como Historias de la Tierra Media, pero éstas en general están centradas en detalles de la escrituras de los libros y cómo cambiaron los personajes, nombres y eventos a lo largo de la escritura. Por tanto, son solo de interés para auténticos fans de este universo, pues ofrecen perspectivas nuevas.

      Personalmente, recomiendo El Silmarillion, una auténtica maravilla poética que ayuda a comprender mejor este universo. Un saludo.

      Eliminar
  16. Llegué tarde ( o no... jejeje ) a la lectura de Tolkien por puras casualidades con lo que, para la primera vez que me topé con un hobbit, ya era algo maduro y consciente de muuuchas cosas. Digo esto para que se entienda mejor mi punto de vista.

    La novela de el Hobbit se trata, como muchos ya sabemos, de una obra de temática infantil. En cambio ESDLA es una obra harto complicada para un niño.

    Con esto ya se pueden sacar numerosas conclusiones.

    - La novela del Hobbit difícilmente pudiera ser adapatada para los gustos de un público general sin realizar cambios algo más que superficiales.

    - Se hace difícil, en ocasiones, la coherencia entre personajes que a pesar de estar en el mismo "universo" cuando se encuentran influidos no sólo por la temática algo diversa de los dos libros ( a los que por cierto tú emplazas con 30 años de diferencia erróneamente, pero sólo es un detalle tonto ^^ ) si no también, que duda cabe, por las décadas pasadas que afectán por ende al propio autor ( imaginario popular, costumbres, prejuicios...) en la vida real la sociedad evouluciona amigos y esto influye en las personas así como en sus obras.

    -Creo que se puede inferir por donde seguiría...

    También hay que tener en cuenta si nos ponemos "tikis-mikis" o no, jajaja.

    Si nos ponemos tikis-mikis, a Peter Jackson algunos lo colgábamos del badajo hasta que se le subiera la sangre a la cabeza. ¿porqué? pues cada ejem... friki con su tema.

    Yo soy cinéfago ( parecido a cinéfilo pero peor ^^ ) con lo que veo muchas virtudes en la trilogía de ESDLA no así tantas en El Hobbit, pero como "friki"...

    Peter Jackson se ha tomado licencias a lo largo y ancho de la primera trilogía que a algunos nos levantan sarpullidos como tras meter paja y más paja romántica entre personajes que no hacía ni puñetera falta (véase estúpido triángulo amoroso Arwen-Eowyn-Aragorn) pero que tiene su aquel siempre que haya un sabiondo en la producción
    ( y dijo el prod. sabiondo: -mete más escenas de amor que el público bla bla bla...)
    dejando fuera por ejemplo lo mejor de la andadura por el bosque viejo de los hobbits
    y privando así a todo aquel que desconozca la lectura de el único personaje que es capaz de sostener el anillo único en sus manos ( bromea con el, lo sostiene, lo hace desaparecer para sacarlo después de la oreja de Frodo ^^ etc ) en todo el libro!!
    Todos los demás Maiar temen incluso el momento en el que se lo ofrece Frodo no te digo nada ya cogerlo. Esto es algo así como "para muestra un botón" pero la no inclusión de Tom Bombadil y Baya de Oro es uno de esos detalles que si nos ponemos
    tikis-mikis como decía, pues cada uno tiene lo suyos.
    En cambio en El Hobbit las licencias van más allá y se elonga una historia haciendo que, hasta el momento, ambas películas den la sensación de, cómo decía Bilbo en la primera Trilogía, ser "mantequilla extendida sobre demasiado pan".

    ResponderEliminar
  17. A pesar de todas estas críticas... la respuesta a si Legolas debe, tiene derecho ( ésta es muy fuerte ^^ ) y esta justificada su aparición en El Hobbit...

    Pues la respuesta es sí señoras y señores (enelculotengoflores) es sí a las tres.
    No hace falta recurrir a demasiadas crónicas mirando hacia atrás para deducir si Legolas estaba vivo en los momentos en que se desarrolla El Hobbit; en el ESDLA él es el miembro más viejo ( sin contar al maiar ) de la comunidad y se podría decir que no se mide con tres cifras su edad... El Hobbit se emplaza en el año 2941 de la tercera edad y ESDLA en él 3018, tan sólo 77 años después, no hay más palabras.
    Lo extraño hubiera sido que no apareciera, pues, éste personaje. No estoy tan cómodo sin embargo, y no obstante mi opinión sobre su inclusión, con su interacción con los personajes de la historia.

    Evidente mi desacuerdo en la elección de una trilogía, y en la inclusión de el "personaje femenino" ( cualkiera de ellos ) no justificable en absoluto.
    Extensa mi opinión, pero así han sido las respuestas del autor del blog y en mi opinión es de agradecer el interés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por este extenso comentario!! Así da gusto, aunque la verdad es que no sé qué contestar jeje.

      Sobre los 30 años que me señalas, Tolkien empezó a escribir El Hobbit en los años 20 y publicó la trilogía en 1955, así que más o menos se puede decir que hay 30 años entra ambas, ¿no?

      Sobre el triángulo Eowyn-Arwen-Aragorn, el enamoramiento de Eowyn por Aragorn sí que aparece en el libro brevemente y es explicado en los archivos de Tolkien; de hecho, es una de las partes menos cambiadas por el film jeje (al igual que su amor final con Faramir, que solo vemos en las versiones extendidas de las películas).

      Tienes razón en tus comentarios sobre ambas historias: son contextos diferentes y tiempos diferentes, con lo que debe aceptarse un tratamiento distinto. Y, por supuesto, coincido en que Legolas tiene derecho a aparecer, aunque quizá no debería aparecer del modo en que lo hace.

      Gracias de nuevo por enriquecer el artículo con tus palabras. Espero volver q verte por aquí. Un saludo.

      Eliminar
  18. La verdad es que has hecho un artículo muy bueno, estoy de acuerdo en prácticamente todo pero te quería preguntar: ¿al margen del realismo que tiene (que lo tiene) la aparición de Legolas en la peli, te parecen correctas las ampliaciones y cambios?
    Mi respuesta sería sí, mientras se hagan con cuidado, si no, corres el riesgo de destrozar un libro por completo (ay, mi Eragon). Tomando eso como base, las películas de El Hobbit me parecen un acto de infinito amor a la Tierra Media y un último viaje, que el señor Jackson trata de que sea lo más largo posible par extender más este universo antes de que tengamos que abandonar este increíble viaje por la Tierra Media.
    ¡Un saludo!
    www.cine-de-10.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tu comentario. Coincido contigo, los cambios pueden enriquecer una historia si se realizan con cuidado, y a menudo son necesarios precisamente para transmitir la esencia de un libro en pantalla (las adaptaciones excesivamente literales a menudo pierden la esencia de la obra original). "Eragon" es sin duda un ejemplo de destrozo en la gran pantalla, motivo por el que no se realizaron las secuelas. "El Hobbit" no es comparable, pero también comete errores graves que entorpecen la adaptación, aunque otros cambios son bienvenidos porque nos permiten disfrutar del universo de Tolkien más. Un saludo.

      Eliminar
  19. Porque es un elfo y los elfos no embejecen!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...