12 enero 2016

Los Premios Forqué 2016 impulsan a 'Truman' y 'Techo y comida'

La XXI edición de los Premios Forqué, presentada por Macarena Gómez y José Corbacho, ha impulsado a Truman, el emotivo drama sobre la amistad y la enfermedad de Cesc Gay, en la carrera hacia el Goya. Presentada en San Sebastián (donde se hizo con el premio Feroz Zinemaldia y la Concha de Plata a mejor interpretación masculina), la cinta se hizo con dos premios: mejor película y mejor actor (Ricardo Darín), recogidos ambos por Gay al no poder el aclamado intérprete argentino que se impuso a Guillermo Francella, Luis Tosar, Pedro Casablanc y su compañero de reparto, Javier Cámara asistir a la gala. 

Cesc Gay en los Premios José María Forqué
Natalia de Molina se emocionó por el avance
que ha vivido su carrera en sólo dos años
El premio concerniente a mejor actriz fue a manos de Natalia de Molina, cuya carrera ha avanzando a pasos agigantados desde que Vivir es fácil con los ojos cerrados (David Trueba, 2013) le valiese el Goya a mejor actriz revelación hace dos años. Se ha impuesto a Penélope Cruz, Nora Navas, Juliette Binoche y otra gran primeriza: Irene Escolar. Y con pleno merecimiento, ya que su papel de madre soltera atormentada por la crisis en Techo y comida, ópera prima de Juan Miguel del Castillo, es verdaderamente excelente (no en vano también le valió el galardón del Festival de Málaga). "Hace falta contar historias así; no olvidar el tiempo que estamos viviendo, no mirar a otro lado", dijo la actriz antes de dedicar el galardón a la gente en riesgo de exclusión social.

Sin embargo, conviene recordar que, al haber sido estrenada con posterioridad al 1 de diciembre, la peculiar mirada a Bodas de sangre de la joven realizadora Paula Ortiz conocida como La novia no optaba a estos galardones, con lo que el duelo entre esta y Truman (y entre Natalia de Molina e Inma Cuesta) todavía no ha tenido lugar, siendo bastante probable que la Academia se incline por la visualmente imponente adaptación teatral. En esta ocasión los contrincantes de Truman eran A cambio de nada, de Daniel Guzmán; Nadie quiere la noche, de Isabel Coixet; la mencionada Techo y comida y la excelente coproducción hispano-argentina El clan, de Pablo Trapero, relegada por los Premios Goya a la categoría iberoamericana.

Cesc Gay en los Premios José María Forqué
Con su séptima película, Cesc Gay es por fin
protagonista de la temporada de premios
Por su parte, El corredor, de José Luis Montesinos, dio un paso importante hacia el Goy al ser denominado mejor cortometraje y la relativamente taquillera Atrapa la bandera, de Enrique Gato, se llevó el Premio al Cine y Educación en Valores concedido conjuntamente y por primera vez este año EGEDA y la Fundación de Ayuda a la Drogadicción (FAD). La falta total de competencia en la categoría animada le ayudará también a alzarse con el Goya pese a sus convencionalismos y falta total de novedad. Mientras tanto, 2014. Nacido en Gaza, de Hernán Zin y Jon Sistiaga, fue designado mejor documental por encima del I am your father de Marcos Cabotá y Toni Bestard; la primera, que recoge el testimonio de varios niños en la franja de Gaza durante los ataques israelíes del verano de 2014, optó al Goya el año pasado y la segunda, centrada en la figura que dio vida, mas no voz, al Darth Vader original (David Prowse), hará lo propio este año, siendo sus posibilidades de victoria aún altas.

La chilena El club, un oscuro drama sobre la hipocresía de la Iglesia, fue designada como mejor película latinoamericana, pero Pablo Larraín no pudo recoger el premio en persona por encontrarse en Los Ángeles, donde asistió a la gala de los Globos de Oro (donde perdió ante El hijo de Saúl, de Lászlo Nemes) [todo sobre la gala aquí]. Quien por supuesto sí acudió a recoger su galardón fue Santiago Segura, qu recibió la Medalla de Oro de EGEDA en reconocimiento a su labor como productor. Que la saga de mayor éxito del cine español sea Torrente dice mucho de la triste situación del mismo. Y, hablando de nuestro cine, Enrique Cerezo, presidente de EGEDA, leyó su particular carta a los Reyes Magos, dirigida a todos los grupos parlamentarios para los próximos cuatro años: "pedimos que el cine sea un asunto de Estado. No queremos subvenciones, queremos producción e incentivos fiscales, como en Francia (...) Con las audiencias que hemos conseguido en los últimos años, nosotros hemos hecho los deberes, nos merecemos los Reyes, que esta vez no nos dejen carbón". Confiemos en que sus palabras sean escuchadas.


© El copyright del texto pertenece exclusivamente a Juan Roures
© El copyright de las imágenes pertenece a sus respectivos autores y/o productoras/distribuidoras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...