05 marzo 2018

Premios Óscar 2018: 'La forma del agua' y la victoria de los favoritos

Premios Óscar 2018: Sam Rockwell, Frances McDormand, Allison Janney y Gary Oldman
Sam Rockwell, Frances McDormand, Allison Janney
y Gary Oldman dominaron la Oscar Race
«Que todas las mujeres nominadas se pongan de pie; miraos, porque todas tenemos historias que contar y necesitamos que se financien nuestros proyectos; señoras y señores: inclusión». El poderoso discurso de Frances McDormand al ganar el Óscar a mejor actriz en el año del Time’s Up fue, de lejos, el momento más poderoso de la noche. Y es que tan sencillo gesto resonó especialmente por venir de alguien que rara vez se ha posicionado sobre tema político alguno, prefiriendo en su lugar toques de humor punzante como los que dedicó al público de los Spirit Awards la noche anterior, en la que no dudó en quejarse de lo fatigante que puede resultar la Oscar Race para un front-runner. Ciertamente la intérprete, que ya obtuvo la estatuilla con el Fargo (1996) de los hermanos Coen, lo había ganado todo esta temporada, al igual que había hecho su brillante compañero de cartel en Tres anuncios en las afueras (la gran derrotada de la noche), Sam Rockwell (digno mejor actor de reparto), así como la hasta ahora infravalorada Allison Janney (mejor actriz de reparto, en este caso por Yo, Tonya) y el ya icónico Gary Oldman (mejor actor, por fin, por El instante más oscuro, donde está irreconocible), dejando respectivamente de lado a los también maravillosos Saoirse Ronan, Willem Dafoe, Laurie Metcalf y Timothée Chalamet; otra vez será.

Premios Óscar 2018: Guillermo del Toro
La victoria de Del Toro supone que cuatro de los últimos
cinco Óscar a mejor director han ido a manos mexicanas
Ninguno de los nombres mencionados está relacionado con la gran triunfadora de la 90ª edición de los Premios Óscar, que no fue otra que La forma del agua, hermoso pero convencional romance fantástico del personalísimo Guillermo del Toro que, habiendo vencido ya en las tres categorías donde partía de favorita (dirección, diseño de producción y, el más merecido de todos, música original para el gran Alexandre Desplat, quien ya ganó hace cuatro años por El gran hotel Budapest de Wes Anderson), sumó a última hora el máximo reconocimiento por encima tanto de la mentada Tres anuncios en las afueras (desinflada desde que Martin McDonagh se quedó fuera de la mejor dirección a raíz de la falta de personalidad de su propuesta), como de las frescas Déjame salir (original crítica del racismo que dio a Jordan Peele, quinto realizador afroamericano nominado al Óscar, el mejor guion original) y Lady Bird (comedia con la que la ingeniosa Greta Gerwig se convirtió en la quinta directora nominada de la historia pero terminó yéndose de vacío), dos joyitas independientes centradas en las dos grandes inquietudes estadounidenses del momento (la identidad racial y de género) que bien podrían haber dado la campanada. El mexicano Guillermo del Toro, quien sigue así los pasos de sus recientemente oscarizados compatriotas Alfonso Cuarón (Gravity, 2013) y Alejandro G. Iñárritu (Birdman, 2014; El renacido, 2015), abordó en su sentido discurso otro asunto de viva actualidad: «soy un inmigrante, como Alfonso y Alejandro, como mis compadres Gael [García Bernal] y Salma [Hayek] y como muchos de ustedes; en los últimos 25 años he vivido en un país que hemos hecho nuestro, creo que lo que hace nuestra industria es borrar las divisiones aun cuando el mundo nos dice que las hagamos más fuertes».

Premios Óscar 2018: James Ivory
James Ivory acudió a la ceremonia con una hermosa
camisa personalizada de Call Me by Your Name
Entretanto, la auténtica mejor película del año, Call Me by Your Name, del italiano Luca Guadagnino, hubo de conformarse con el Óscar a mejor guion adaptado, recogido por un emocionado James Ivory que, a sus 89 años, es ya la persona oscarizada de mayor edad de la historia. Él fue en su día nominado como director por Una habitación con vistas (1985), Regreso a Howards End (1992) y Lo que queda del día (1993), pero nunca había ganado la preciada estatuilla. Tampoco la tenía, pese a acumular doce nominaciones, el director de fotografía Roger Deakins, quien por fin la recibió por Blade Runner 2049, inquietante distopía de Denis Villeneuve que se alzó también con los mejores efectos visuales por encima de La guerra del planeta de los simios y Star Wars: Los últimos Jedi, dos inteligentes superproducciones que se fueron tristemente de vacío (en el caso de la segunda, no sin protagonizar uno de los momentos más encantadores de la noche, con Mark Hamill, Oscar Isaac, Kelly Marie Tran y el propio BB8 sobre el escenario).

Premios Óscar 2018: Helen Mirren y Mark Bridges
Helen Mirren y Mark Bridges pusieron el toque de
humor final a la 90ª edición de los Premios Óscar
Del mismo modo, el drama bélico de Christopher Nolan (quien optaba este año al Óscar por vez primera), Dunkerque (un espectáculo apabullante... o ruidoso, según se mire), arrebató a la genial Baby Driver sus tres posibilidades de triunfo: montaje, montaje de sonido y mezcla de sonido (y eso que los dos reconocimientos sonoros fueron entregadas por su propio protagonista, el simpático Ansel Elgort). Y es que, en el caso de las distinciones técnicas, las posibilidades de triunfo son directamente proporcionales al número de candidaturas poseídas, al desconocer la mayoría de votantes en qué consiste exactamente cada una. Y la influencia del "efecto arrastre" es incuestionable. Las victorias de las elegantes El instante más oscuro El hilo invisible en el terreno del maquillaje y el vestuario, respectivamente, también se antojan demasiado evidentes, si bien son incuestionables. Por cierto, Mark Bridges, figurinista que ya venció con The Artist (2011), ganó también la moto acuática que, presentada por la “azafata” Helen Mirren, la Academia decidió regalar a quien pronunciara el discurso más breve, estrategia que no evitó que la ceremonia durara más de tres horas (nada largas, todo hay que decirlo).

Premios Óscar 2018: Rita Morena y el equipo de Una mujer fantástica
Rita Moreno entregó el Óscar a mejor film de habla no
inglesa al equipo de la joyita trans Una mujer fantástica
Respecto a las categorías paralelas, la excelente Una mujer fantástica, de Sebastián Leilo, dio tanto a Chile como a la comunidad LGTB el primer Óscar a mejor película en lengua no inglesa de su historia; el Ícaro de Bryan Fogel se impuso inexplicablemente a las Caras y lugares de Agnès Varda y JR en la sección documental, y la maravillosa Coco se coronó como mejor película animada tras haber recolectado todos y cada uno de los grandes premios de la temporada, alzándose también con la mejor canción por “Remember Me”, de la misma pareja oscarizada por el pegadizo “Let It Go” de Frozen hace cuatro años: Kristen Anderson-Lopez y Robert Lopez (quien acaba de convertirse en la primera persona que posee doble EGOT, o sea, dos Emmy, dos Grammy, dos Óscar y dos Tony), por encima del potente “This is Me” de El gran showman. A propósito de esto último, cabe señalar que las interpretaciones de los cinco temas musicales nominados, lejos de resultar reiterantes, constituyeran grandes momentos para ver (y escuchar) una y otra vez. Por último, los cortometrajes oscarizados fueron: The Silent Child, de Chris Overton; Dear Basketball, de Glen Keane, y Heaven is a Traffic Jam on the 405, de Frank Stiefel.

Faye Dunaway y Warren Beatty protagonizaron el
momento más emotivo de la 90ª edición de los Óscar
Sin regodearse demasiado en la cuestión de los abusos sexuales («si podemos eliminar el acoso de la industria, las mujeres ya solo tendrán que soportarlo en cualquier otro sitio», zanjó con acierto), Jimmy Kimmel condujo la ceremonia con elegancia e ingenio, sacando, como no podía ser de otra manera, máximo partido al enredo con que concluyó la gala del año pasado, en la que Faye Dunaway y Warren Beatty entregaron el Óscar a La La Land para tener que corregirlo unos minutos después en pos de Moonlight: «este año, cuando escuchéis vuestro nombre, no os levantéis enseguida», comentó nada más empezar, guardándose las pullas para la verdadera causante del problema: «en PricewaterhouseCoopers han dicho, y cito, que este año su enfoque estará en los sobres; tengo que preguntarlo: ¿cuál fue su enfoque en los otros 89 años?». Pero hasta en Hollywood existen las segundas oportunidades, y esta vez los también conocidos como Bonnie & Clyde fueron invitados nuevamente al escenario para pronunciar, ya sin confusiones y avalados por un cariñosísimo aplauso por parte de entidades de la talla de Eva Marie Saint, Rita Moreno, Daniel Day-Lewis, Paul Thomas Anderson, Meryl Streep o Steven Spierlberg, el famoso «and the Oscar goes to…».


Algunos triunfos de la alfombra roja (izda-dcha): Lupita Nyong'o, Greta Gerwig, Armie Hammer,
Allison Williams, Sandra Bullock, Laura Dern, Paz Vega, Jordan Peele, Tom Holland y Jane Fonda
























      | Palmarés | 

La forma del agua, de Guillermo del Toro: 4 premios (película, director, música y diseño de producción).
 Dunkerque, de Christopher Nolan: 3 premios (montaje, mezcla de sonido y montaje de sonido).
 Tres anuncios en las afueras, de Martin McDonagh: 2 premios (actriz y actor de reparto)
● Coco, de Lee Unkrich y Adrián Molina: 2 premios (película de animación y canción).
 Blade Runner 2049, de Denis Villeneuve: 2 premios (fotografía y efectos visuales).
 El instante más oscuro, de Joe Wright: 2 premios (actor y maquillaje & peluquería).
 Call Me by Your Name, de Luca Guadagnino: 1 premio (guion adaptado).
 Déjame salir, de Jordan Peele: 1 premio (guion original).
 El hilo invisible, de Paul Thomas Anderson: 1 premio (vestuario).
Yo, Tonya, de Craig Gillespie: 1 premio (actriz de reparto).
 Una mujer fantástica, de Sebastián Leilo: 1 premio (película en lengua no inglesa).
● Ícaro, de Bryan Fogel: 1 premi (documental).

2 comentarios:

  1. No ha habido muchas sorpresas... aunque, yo tenía la esperanza de que premiaran la labor como guionista de Greta Gerwig (en pro de la igualdad, ya de paso ehhh?).

    Un saludoOo enorme!!

    ResponderEliminar
  2. Buen resumen de la gala. Creía que Daniel Day-Lewis que ha anunciado su retirada de los platós se llevaría el de intérprete masculino. No fue así. Lo mismo tampoco esta vez se marcha (ja, ja...)
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...