15 marzo 2017

Los filmes con más estatuillas que perdieron el Óscar a mejor película

Que La La Land perdiera el Óscar a mejor película fue un verdadero shock atendiendo, tanto al desarrollo de la temporada de premios, como al modo en que se anunció el resultado, sin olvidarse de las seis candidaturas que sí convirtió en oro. Sin embargo, no es el único filme acumulador de estatuillas que perdió la principal. Hoy os hablo de las quince películas más oscarizadas exentas del máximo entorchado.

Distinciones a mejor película que sí
recibió Cautivos del mal: ninguna
15. Cautivos del mal (Vincente Minnelli, 1952). 5 Oscars (actriz de reparto, fotografía (blanco y negro), dirección artística (blanco y negro), vestuario (blanco y negro) y guion) y 1 nominación (actor). Y el Óscar es para… El mayor espectáculo del mundo, de Cecil B. DeMille. Que El mayor espectáculo del mundo sea una de las peores ganadoras del Óscar de la historia quizá podría haberse evitado si Cautivos del mal no hubiera sido olvidada en el momento de las nominaciones, ya que todo indica que la arrepentida Academia hizo lo posible por enmendar su error durante la entrega de estatuillas (pero, claro, donde no la había nominado, no la podía premiar).

Distinciones a mejor película que sí recibió
El rey y yo: Globo de Oro (comedia/musical)
14. El rey y yo (Walter Lang, 1956). 5 Oscars (actor, música (musical), dirección artística (color), vestuario (color) y sonido) y 4 nominaciones (película, director, fotografía (color) y actriz). Y el Óscar es para… La vuelta al mundo en ochenta días, de Michael Anderson. El triunfo de La vuelta al mundo en 80 días tuvo lugar en una de las ediciones más flojas que recuerdan estos galardones, lo cual vuelve especialmente triste que la colecta de premios de tan delicioso musical no culminara con el Óscar a mejor película. A fin de cuentas, la competencia era irrisoria: Gigante, La gran apuesta y Los diez mandamientos. Nos hayamos también ante una de las seis derrotas de la gran Deborah Kerr, quien terminaría recibiendo un compensatorio Óscar Honorífico.

Distinciones a mejor película
que sí recibió Wilson: ninguna
12. Wilson (Henry King, 1944). 5 Oscars (guion original, montaje, fotografía (color), dirección artística (color) y sonido) y 5 nominaciones (película, director, actor, música (comedia o drama) y efectos especiales). Y el Óscar es para… Siguiendo mi camino, de Leo McCarey. Ser en su momento la película más taquillera de la historia garantizó al drama político Wilson varios triunfos en el apartado técnico, pero lo cierto es que se trataba de la cinta más floja que optaba al Óscar principal. Su competencia la conformaban nada más y nada menos que Perdición, Desde que te fuiste, Luz que agoniza y Siguiendo mi camino, la cual terminaría alzándose con siete excesivas estatuillas. Curiosamente, Henry King es el único realizador incluido en el listado de “directores cuyas películas han ganado más Oscars” que nunca ganó una para sí.

Distinciones a mejor película que sí recibió Doctor
Zhivago
: Globo de Oro (drama) y Laurel Award (drama)
12. Doctor Zhivago (David Lean, 1965). 5 Oscars (guion adaptado, fotografía (color), dirección artística (color), vestuario (color) y música original) y 5 nominaciones (película, director, actor de reparto, montaje y sonido). Y el Óscar es para… Sonrisas y lágrimas, de Robert Wise. Dos verdaderos titanes se disputaron las estatuillas doradas este año, pero la popularidad de uno de los musicales más amados (y detestados) de todos los tiempos impidió a David Lean repetir el éxito que había experimentado tan sólo tres años antes con la magistral Lawrence de Arabia (1962), otro clásico épico.

Distinciones a mejor película que sí recibió
La invención de Hugo: NBR Award y
premios de la crítica de Austin y Nevada
10. La invención de Hugo (Martin Scorsese, 2011). 5 Oscars (fotografía, diseño de producción, mezcla de sonido, montaje de sonido y efectos visuales) y 6 nominaciones (película, director, guion adaptado, montaje, música y vestuario). Y el Óscar es para… The Artist, de Michel Hazanavicius. Aunque Martin Scorsese se alzó con el Globo de Oro a mejor director, este año la verdadera lucha estaba entre el drama Los descendientes (que le arrebató el guion adaptado), y el melodrama mudo The Artist, filme que terminó alzándose como vencedor. Que pese a ello la fantasía de Scorsese se alzara con cinco estatuillas se explica tanto por su innegable grandeza visual como por la falta de competencia de las categorías técnicas, sumadas ambas cuestiones a las ganas de la Academia de premiar al cine que despierta nostalgia sobre el propio cine. 

Distinciones a mejor película que sí recibió Salvar al
soldado Ryan
: Globo de Oro (drama), PGA Award, Critics'
Choice y premios de la crítica de L.A. y N.Y., entre otros
10. Salvar al soldado Ryan (Steven Spielberg, 1998). 5 Oscars (director, montaje, fotografía, mezcla de sonido y montaje de sonido) y 6 nominaciones (película, actor, guion original, música, diseño de producción y maquillaje). Y el Óscar es para… Shakespeare in love, de John Madden. Que Shakespeare in love sea uno de los receptores del Óscar más cuestionado se debe en parte a que venciera por encima de Salvar al soldado Ryan, aplaudida como una de las mejores cintas bélicas de la historia, lo cual resultó especialmente chocante considerando que Spielberg sí recibió su estatuilla (la segunda y última de su carrera).

Distinciones a mejor película que sí recibió Aviador:
Globo de Oro (drama), BAFTA y PGA Award, entre otros
9. Aviador (Martin Scorsese, 2004). 5 Oscars (actriz de reparto, fotografía, montaje, diseño de producción y vestuario) y 6 nominaciones (película, director, actor, actor de reparto, guion original y sonido). Y el Óscar es para… Million Dollar Baby, de Clint Eastwood. Tras hacerse con el Globo de Oro, el BAFTA y el PGA, Aviador parecía una apuesta segura para los Óscar, sobre todo porque ni Martin Scorsese ni Leonardo DiCaprio habían ganado todavía estatuilla alguna. Sin embargo, Clint Eastwood, que había recolectado los principales laureles a mejor director del año (el Globo de Oro, el DGA y el Premio del Círculo de Críticos de NY), terminó haciéndose también con la estatuilla principal, relegando a la irregular superproducción de Scorsese al terreno técnico (con excepción de la estridente interpretación de Cate Blanchett). En cualquier caso, los cinco Oscars de El aviador son excesivos, ya que la interpretación de Natalie Portman (Closer), la fotografía de La casa de las dagas voladoras y el diseño de producción de Una serie de catastróficas desdichas habrían sido alternativas bastantes más justas y arriesgadas.

Distinciones a mejor película que sí recibió ¿Quién
teme a Virginia Woolf?
: Laurel Award (drama),
premio de la crítica de Kansas y BAFTA
7. ¿Quién teme a Virginia Woolf? (Mike Nichols, 1966). 5 Oscars (actriz, fotografía (blanco y negro), dirección artística (blanco y negro), vestuario (blanco y negro) y actriz de reparto) y 8 nominaciones (película, director, guion adaptado, actor, actor de reparto, montaje, música original y sonido). Y el Óscar es para… Un hombre para la eternidad, de Fred Zinneman. A la hora de entregar el máximo galardón de esta edición, las flojas ¡Que vienen los rusos!, El Yangtsé en llamas y Alfie estaban en números rojos y las dos únicas aspirantes serias al triunfo llevaban cinco premios cada una, imponiéndose finalmente Un hombre para la eternidad a ¿Quién teme a Virginia Woolf? tal y como había hecho en los apartados de director, actor y guion adaptado. En cualquier caso, pocas relaciones de nominados al Óscar han envejecido tan mal como esta.

Distinciones a mejor película que
sí recibió Mary Poppins: ninguna
7. Mary Poppins (Robert Stevenson, 1964). 5 Oscars (actriz, montaje, música original, canción y efectos especiales) y 8 nominaciones (película, director, guion adaptado, fotografía (color), música adaptada, dirección artística (color), vestuario (color) y sonido). Y el Óscar es para… My Fair Lady, de George Cukor. Dos grandes musicales se vieron las caras en esta edición, si bien todo el mundo apostó por My Fair Lady desde el principio. De hecho, la única estatuilla que le arrebató Mary Poppins fue la referente al montaje, pues sus otras cuatro victorias acontecieron en categorías donde la otra cinta no era elegible: bien por carecer de música original, canción original o efectos visuales, bien por no haber sido considerada la interpretación de Audrey Hepburn a raíz de ser doblada (a traición) en las canciones.

Distinciones a mejor película que sí recibió Un lugar
en el sol
: Globo de Oro (drama) y NBR Award
6. Un lugar en el sol (George Stevens, 1951). 6 Oscars (director, guion, fotografía (blanco y negro), música (drama o comedia), vestuario (blanco y negro) y montaje) y 3 nominaciones (película, actor y actriz). Y el Óscar es para… Un americano en París, de Vincente Minnelli. Al haber vencido Un lugar en el sol en los apartados concernientes a mejor montaje, guion y director (habituales acompañantes de la estatuilla principal), poca era la emoción de cara al máximo entorchado, lo que convierte la victoria de Un ciudadano en París en una de las más sorprendentes de la historia de estos galardones. En su día, se achacó el triunfo al sentimentalismo académico, pero con el paso de los años el prestigio de la cinta ha aumentado considerablemente, superando incluso al de la relativamente olvidada (aunque aún aplaudida) Un lugar en el sol.

Distinciones a mejor película que sí recibió Mad Max:
Furia en la carretera
: NBR Award, FIPRESCI Grand Prix
y premios de la critica de Chicago y Londres, entre otros
5. Mad Max: Furia en la carretera (George Miller, 2015). 6 Oscars (montaje, diseño de producción, vestuario, mezcla de sonido, montaje de sonido y maquillaje & peluquería) y 4 nominaciones (película, director, fotografía y efectos visuales). Y el Óscar es para… Spotlight, de Thomas McCarthy. Pese a tratarse de la mejor película del año (ganó incluso el prestigioso FIPRESCI), la sorprendente cuarta entrega de la saga Mad Max no pudo con los prejuicios y hubo de conformarse con seis merecidísimas estatuillas técnicas mientras el siempre pretencioso Alejandro G. Iñárritu (El renacido) arrebataba la dirección a George Miller y Spotlight se convertía en una de las películas oscarizadas menos memorables de la historia. Así son los Oscars. [Más sobre los Premios Óscar 2016]

Distinciones a mejor película que sí recibió La La Land:
Globo de Oro (comedia/musical), BAFTA, PGA Award,
Satellite Award y Critics' Choice Award, entre otros
4. La ciudad de las estrellas (La La Land) (Damien Chazelle, 2016). 6 Oscars (director, actriz, fotografía, diseño de producción, música y canción) y 8 nominaciones (película, guion original, actor, montaje, vestuario, mezcla de sonido, montaje de sonido y canción). Y el Óscar es para… Moonlight, de Barry Jenkins. Pese a igualar el récord de catorce nominaciones de Eva al desnudo (1950) y Titanic (1997) y acumular todos los premios principales de la temporada (el Critics’ Choice, el Globo de Oro, el BAFTA, el DGA y el PGA), La La Land terminó cayendo por su propio peso ante la mucho más humilde Moonlight. Hay quien se queja de que la Oscar Race es demasiado larga y este parece un claro ejemplo de un filme perjudicado por la saturación, aparte de que el movimiento “Oscars Still So White” surgido a raíz de la desigualdad reflejada por las nominaciones del año anterior jugó a favor de una cinta protagonizada por un joven gay afroamericano. De todos modos, pocos años han contado estos premios con una relación de nominados tan notable (Mánchester frente al mar, Comanchería, Hasta el último hombre y La llegada también constituían excelentes opciones). [Más sobre los Premios Óscar 2017]

Distinciones a mejor película que sí recibió Gravity:
PGA Award (empate) y premios de la crítica de Denver,
Ohio Central, Dublín, Utah y Los Ángeles, entre otros
3. Gravity (Alfonso Cuarón, 2013). 7 Oscars (director, fotografía, montaje, música, mezcla de sonido, montaje de sonido y efectos visuales) y 3 nominaciones (película, actriz y diseño de producción). Y el Óscar es para… 12 años de esclavitud, de Steve McQueen. En una edición marcada por el drama de calidad (Nebraska, Her, La gran estafa americana, El Lobo de Wall Street, Dallas Buyers Club, Philomena…), uno de los filmes más visualmente impresionantes de la historia recopiló siete galardones, incluyendo una para el primer director latinoamericano oscarizado (Alfonso Cuarón). Sin embargo, que la cinta fuera enjaulada dentro del desprestigiado género de la ciencia-ficción (pese a ser realmente un drama humano ambientado en el espacio), que su guion fuera su punto débil (ni siquiera fue nominado aun encabezando la cinta las candidaturas) y que su reparto se redujera a Sandra Bullock y George Clooney jugó a favor del drama racial 12 años de esclavitud, que terminó recogiendo el galardón principal pese a recibir sólo dos menciones previas (guion adaptado y actriz de reparto, ambas en categorías a las que Gravity no podía aspirar), repitiéndose así una tendencia que había proliferado durante la temporada de premios (a destacar los Globos de Oro, los BAFTA y los Critics’ Choice). [Más sobre los Premios Óscar 2014]

Distinciones a mejor película que sí recibió La guerra
de las galaxias
: premio de la crítica de Los Ángeles
2. La guerra de las galaxias (George Lucas, 1977). 7 Oscars (montaje, música, diseño de producción, vestuario, mezcla de sonido, montaje de sonido y efectos visuales) y 4 nominaciones (película, director, guion original y actor de reparto). Y el Óscar es para… Annie Hall, de Woody Allen. Los prejuicios de la Academia hacia el cine fantástico quedaron claros cuando La guerra de las galaxias recogió todos los premios técnicos a los que optaba pero perdió los principales. Por lo visto, marcar un antes y un después en la historia del séptimo arte no es suficiente. Y sí: Annie Hall es una buena película, pero también lo es Manhattan (1979) y sin embargo la Academia no le hizo caso alguno tan sólo dos años después… ¿De veras había que premiar al genio neoyorkino precisamente aquel año?

Distinciones a mejor película que sí
recibió Cabaret: BAFTA, Globo de Oro
(comedia/musical) y premio de la NBR
1. Cabaret (Bob Fosse, 1972). 8 Oscars (director, actriz, actor de reparto, montaje, fotografía, música, dirección artística y sonido) y 2 nominaciones (película y guion adaptado). Y el Óscar es para… El padrino, de Francis Ford Coppola. Este año el fastuoso musical de Bob Fosse, uno de los últimos grandes musicales del siglo XX, lo ganó prácticamente, pero su derrota frente a El padrino en la categoría correspondiente al mejor guion adaptado sirvió de augurio del reparto final de la noche, con Fosse venciendo como mejor director (impulsado tanto por la grandeza técnica del filme como por la falta de fama que poseía Coppola todavía) y El padrino coronándose como mejor película; resultado este bastante justo, considerando que El padrino es, para muchos, la mejor producción de la historia, pero que convirtió a la también excelente Cabaret en el trabajo receptor de más Oscars exento de la codiciada estatuilla dorada principal.

De los quince filmes que componen este ranking, cinco compensaron su derrota con la estatuilla concerniente a mejor director. Casi todas son superproducciones multipremiadas en el terreno técnico, una afirmación abalada por el hecho de que sólo cuatro de ellas fueran premiadas por su libreto (sea original u adaptado) y, sin embargo, las estatuillas concernientes a mejor fotografía y mejor diseño de producción (antes: dirección artística) aparezcan en el listado hasta once veces cada una. Y es que, aunque muchos creen que la Academia ama el espectáculo por encima de todas las cosas, esta entidad ha optado en varias ocasiones por cintas de carácter minimalista en lo que sus entorchados principales se refiere pese a colmar de incontestables galardones técnicos a las superproducciones. Ahí entran también, eso sí, los prejuicios hacia los géneros más escapistas en beneficio del espíritu oscarizable por excelencia: el drama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...