27 julio 2014

Los 15 directores cuyas películas han ganado más Oscars

[Artículo actualizado cada año] La mayoría de expertos en los Oscar sabe que John Ford es, con 4 galardones, el director más oscarizado, seguido de William Wyler y Frank Capra, poseedores de 3 premios cada uno. Sin embargo, recientemente me pregunté cuáles serían los directores cuyas películas han acumulado más premios. Al comprobar que no existe tal información, decidí investigar yo mismo, así que aquí tenéis la lista inédita hasta el momento de los cineastas que más Oscars han granjeado a sus productoras (lo que, sin duda, les habrá ganado el amor de éstas). Por cierto, he añadido asteriscos (*) a las producciones que ganaron el Oscar a mejor director.

Un lugar en el sol (1951)
Película de George Stevens con más Oscars:
Un lugar en el sol (1951), con 6 premios
15. George Stevens: 16 Oscars por En alas de la danza (1936) [1], Señorita en desgracia (1937) [1], La mujer del año (1942) [2], El amor llamó dos veces (1943) [1], Un lugar en el sol (1951) [6]*, Raíces profundas (1953) [1], Gigante (1956) [1]* y El diario de Anna Frank (1959) [3]. Aunque ninguna de sus obras consiguió el Oscar a mejor película, Stevens sí obtuvo dos premios para él (por la notable Un lugar en el sol y la irregular Gigante, ambas inferiores a su Raíces profundas) y otros tantos para sus colaboradores, comenzando por la canción “The way you look tonigh” de En alas de la danza, uno de los mejores musicales de Fred Astaire y Ginger Rogers.

El apartamento (1960)
Película de Billy Wilder con más Oscars:
El apartamento (1960), con 5 premios
14. Billy Wilder: 17 Oscars por Días sin huella (1945) [4]*, El crepúsculo de los dioses (1950) [3], Traidor en el infierno (1953) [1], Sabrina (1954) [1], Con faldas y a lo loco (1959) [1], El apartamento (1960) [5]*, Irma la dulce (1963) [1] y En bandeja de plata (1966) [1]. Pese a que su paso por los Oscar no refleja en absoluto su genialidad (El crepúsculo de los dioses y Con faldas y a lo loco merecían más protagonismo, mientras que las magníficas Perdición (1944) y Testigo de cargo (1957) no convirtieron ni una de sus muchas merecidas nominaciones en estatuilla) la gran calidad media de las obras del gran Billy Wilder ha sido perfecta para recaudar premios importantes.

Wilson (1944)
Película de Henry King con más Oscars:
Wilson (1944), con 5 premios
12. Henry King: 18 Oscars por Chicago (1937) [2], Alexander’s Ragtime band (1938) [1], El cisne negro (1942) [1], La canción de Bernadette (1943) [4], Wilson (1944) [5], Almas en la hoguera (1949) [2] y La colina del adiós (1955) [3]. Pese a que muchas de sus obras recibieron en su día la atención de la Academia, actualmente pocos se acuerdan de Henry King, quien, de hecho, es el único cineasta de este listado sin Oscar (al que optó por La canción de Bernadette y Wilson, sus dos films más oscarizados) y el único sin obra maestra alguna en su haber.

West Side Story (1961)
Película de Robert Wise con más Oscars:
West Side Story (1961), con 10 premios
12. Robert Wise: 18 Oscars por Marcado por el odio (1956) [2 Oscars], ¡Quiero vivir! (1958) [1], West Side Story (1961) [10]* y Sonrisas y lágrimas (1965) [5]*. Gracias a la colección de Oscars de sus dos míticos musicales (el impactante West Side Story, codirigido con Jerome Robbins, y el alegre Sonrisas y lágrimas), Wise —cuyo apellido significa ‘sabio’— se cuela en este listado pese a que sólo cuatro de sus obras fueran oscarizadas; eso sí, todas ellas con pleno merecimiento (quizá con la excepción de los premios interpretativos de West Side Story).

My fair lady (1964)
Película de George Cukor con más Oscars:
My fair lady (1964), con 8 premios
11. George Cukor: 19 Oscars por Las cuatro hermanitas (1932) [1 Oscar], Historias de Filadelfia (1940) [2], Luz de gas (1944) [2], Doble vida (1947) [2], Nacida ayer (1950) [1], Les girls (1957) [1], Sueño de amor (1960) [1], My fair lady (1964) [8]* y Viajes con mi tía (1972) [1]. Pese a que Cukor era a menudo denominado ‘director de mujeres’, James Stewart, Ronald Colman y Rex Harrison ganaron los únicos Oscars de sus carreras gracias a él, mientras que sólo dos actrices (Ingrid Bergman y Julie Holliday) hicieron lo propio. Eso sí, su posición en este listado sería mucho más favorable si se tuvieran en cuenta los 8 galardones (más 2 especiales) de Lo que el viento se llevó, producción de la que fue injustamente despedido por la homofobia de Clark Gable.

El señor de los anillos: el retorno del rey (2003)
Película de Peter Jackson con más Oscars:
El retorno del rey (2003), con 11 premios
9. Peter Jackson: 20 Oscars por El señor de los anillos: la comunidad del anillo (2001) [4 Oscars], El señor de los anillos: las dos torres (2002) [2], El señor de los anillos: el retorno del rey (2003) [11]* y King Kong (2005) [3]. Además de tratarse de la mejor trilogía de todos los tiempos, El señor de los anillos es la que ha acumulado más Oscars: un total de 17 a partir de 30 nominaciones. Gracias a ello, Peter Jackson se cuela en el top 10 pese al tibio recibimiento del resto de sus obras. Por cierto, entre los 20 merecidísimos galardones de sus producciones, hay 4 para efectos visuales.

El aviador (2004)
Película de Martin Scorsese con más Oscars:
El aviador (2004), con 5 premios
(empate con La invención de Hugo, 2011)
9. Martin Scorsese: 20 Oscars por Alicia ya no vive aquí (1974) [1 Oscar], Toro salvaje (1980) [2], El color del dinero (1986) [1], Uno de los nuestros (1990) [1], La edad de la inocencia (1993) [1], El aviador (2004) [5], Infiltrados (2006) [4]* y La invención de Hugo (2011) [5]. El paso de Scorsese por estos premios es paradójico: durante años, sus obras maestras fueron ignoradas por la Academia, no recibiendo Taxi driver (1976) ni una estatuilla; sin embargo, sus recientes El aviador, Infiltrados y La invención de Hugo sí se han ganado a la misma pese a ser obras mucho menos redondas.

La ley del silencio (1954)
Película de Elia Kazan con más Oscars:
La ley del silencio (1954), con 8 premios
7. Elia Kazan: 21 Oscars por Lazos humanos (1945) [1 Oscar], La barrera invisible (1947) [3]*, Pánico en las calles (1950) [1], Un tranvía llamado deseo (1951) [4], ¡Viva Zapata! (1952) [1], La ley del silencio (1954) [8]*, Al este del Edén (1955) [1], Esplendor en la hierba (1961) [1] y América, América (1963) [1]. La polémica traición de Elia Kazan durante la Caza de Brujas le ganó muchos odios, pero no impidió a La ley del silencio barrer en los Oscars pese a tratarse precisamente de una especie de justificación por sus crudas acciones. Gracias a su aplicación del Método, muchos de sus intérpretes ganaron premios por sus películas: Celeste Holm, Anthony Quinn, Marlon Brando, Jo Van Fleet, Kim Hunter, Vivien Leigh y Karl Malden, estos tres últimos por Un tranvía llamado deseo, que todavía se mantiene como el film con más Oscars interpretativos.

Titanic (1997)
Película de James Cameron con más Oscars:
Titanic (1997), con 11 premios
7. James Cameron: 21 Oscars por Aliens (1986) [2 Oscars], Abyss, el secreto (1989) [1], Terminator 2, el juicio final (1991) [4], Titanic (1997) [11]* y Avatar (2009) [3]. Al igual que Peter Jackson, James Cameron es experto en efectos visuales y sus cinco films oscarizados obtuvieron dicho galardón. Con la excepción de los premios a mejor película y director de la colosal Titanic (que encabeza el top de películas más taquilleras de la historia junto a Avatar), todos los premios alcanzados por sus producciones son técnicos. Si Cameron cuidara los guiones tanto como la fotografía, el montaje o el sonido, todos sus films serían obras maestras, aunque hay que reconocer su talento para las secuelas, pues tanto Aliens como Terminator 2 son muy satisfactorias y superaron en Oscars a sus predecesoras.

Gigi (1958)
Película de Vincente Minnelli con más Oscars:
Gigi (1958), con 9 premios
5. Vincente Minnelli: 23 Oscars por Un americano en París (1951) [6 Oscars], Cautivos del mal (1952) [5], El loco del pelo rojo (1956) [1], Mi desconfiada esposa (1957) [1], Gigi (1958) [9]* y Castillos en la arena (1965) [1]. Aunque siempre se le asocia con el musical, Minnelli cuenta con una filmografía muy variada e interesante. Su paso por los Oscars es poco representativo, ya que nada explica que Cita en San Luis (1944) se fuera de vacío y la inferior Gigi (musical de estilo similar) obtuviera 9 galardones en 1958, batiendo el récord en su día.

Qué verde era mi valle (1941)
Película de John Ford con más Oscars:
Qué verde era mi valle (1941), con 5 premios
5. John Ford: 23 Oscars por El delator (1935) [4 Oscars]*, Huracán sobre la isla (1937) [1], La diligencia (1939) [2], Las uvas de la ira (1940) [2]*, Qué verde era mi valle (1941) [5]*, La batalla de Midway (1942) [1], El 7 de diciembre (1943) [1], La legión invencible (1949) [1], El hombre tranquilo (1952) [2]*, Escala en Hawai (1955) [1] y La conquista del oeste (1963) [3]. Pese a ser el cineasta más oscarizado, Ford se sitúa en quinta posición (empatado con Minnelli) en cuanto a número de premios de sus producciones; de hecho, sólo uno de sus films se alzó como mejor película (la nostálgica Qué verde era mi valle, por encima de Ciudadano Kane, de Orson Welles).

De aquí a la eternidad (1953)
Película de Fred Zinneman con más Oscars:
De aquí a la eternidad (1953), con 8 premios
4. Fred Zinnemann: 24 Oscars Los ángeles perdidos (1947) [1 Oscar], Solo ante el peligro (1952) [4], De aquí a la eternidad (1953) [8]*, Oklahoma! (1955) [2], Un hombre para la eternidad (1966) [6]* y Julia (1977) [3]. Pese a que su bella Historia de una monja (1959) perdió los 8 Oscars a los que optaba por coincidir con el Ben-Hur de Willim Wyler, el carácter potente de las obras de Zinnemann les ha granjeado muchos premios, algunos de ellos muy merecidos (Solo ante el peligro, De aquí a la eternidad, Julia…) y otros no tanto (¿alguien se acuerda de Un hombre para le eternidad?).

Lawrence de Arabia (1962)
Película de David Lean con más Oscars:
Lawrence de Arabia (1962), con 7 premios
(empate con El puente sobre el río Kwai, 1957)
3. David Lean: 27 Oscars por Un espíritu burlón (1945) [1 Oscar], Cadenas rotas (1946) [2], La barrera del sonido (1952) [1], El puente sobre el río Kwai (1957) [7]*, Lawrence de Arabia (1962) [7]*, Doctor Zhivago (1965) [5], La hija de Ryan (1970) [2] y Pasaje a la India (1984) [2]. El británico David Lean se tomaba la dirección con calma y tan sólo creó 16 films, la mayoría de los cuales recibió nominaciones al Oscar. Sus últimas obras son todas impresionantes cintas épicas y la Academia no pudo resistirse a colmarlas de merecidas estatuillas. Cinco de sus obras se alzaron con el premio a mejor fotografía, especialmente bella en Lawrence de Arabia y La hija de Ryan.

La lista de Schindler (1993)
Película de Steven Spielberg con más Oscars:
La lista de Schindler (1993), con 7 premios
2. Steven Spielberg: 32 Oscars por Tiburón (1975) [3 Oscars], Encuentros en la tercera fase (1977) [1], En busca del arca perdida (1981) [4], E.T., el extraterrestre (1982) [4], Indiana Jones y el templo maldito (1984) [1], Indiana Jones y la última cruzada (1989) [1], La lista de Schindler (1993) [7]*, Parque Jurásico (1993) [3], Salvar al soldado Ryan (1998) [5]*, Lincoln (2012) [2] y El puente de los espías (2015) [1]. Ser el rey de la fantasía y la taquilla no ayudó a Spielberg a conquistar a la Academia (no al margen de los indiscutibles premios técnicos incluidos 5 galardones a mejores efectos visuales y otros 5 a mejor sonido, al menos). Su primer intento de maduración, la irregular El color púrpura (1985), recibió 11 nominaciones y ningún premio, toda una humillación de la que el cineasta se desquitó en 1993, cuando las excelentes Parque Jurásico y La lista de Schindler conquistaron, entre las dos, 10 merecidísimos galardones.

Ben-Hur (1959)
Película de William Wyler con más Oscars:
Ben-Hur (1959), con 11 premios
1. William Wyler: 40 Oscars por Desengaño (1936) [1 Oscar], Rivales (1936) [1], Jezabel (1938) [2], Cumbres borrascosas (1939) [1],  El forastero (1940) [1], La señora Miniver (1942) [6]*, The fighting lady (1944) [1], Los mejores años de nuestra vida (1946) [7]*, La heredera (1949) [4], Vacaciones en Roma (1953) [3], Horizontes de grandeza (1958) [1], Ben-Hur (1959) [11]* y Funny girl (1968) [1]. Gracias a su profesionalidad y eficacia, William Wyler ofreció múltiples obras del agrado de Hollywood y fue debidamente reconocido por ello, a veces en exceso, pero en general con merecimiento. Entre sus 12 obras oscarizadas no falta un solo galardón, desde mejor película hasta mejor vestuario. A él le deben el galardón intérpretes tan míticos como Bette Davis, Walter Brennan, Greer Garson, Olivia de Havilland, Audrey Hepburn, Charlton Heston y Barbra Streissand; todo un récord.

Si la lista se expandiera, encontraríamos nombres como Joseph L. Mankiewicz, Woody Allen, John Huston, Michael Curtiz, Frank Capra, Milos Forman, Francis Ford Coppola, Sydney Pollack, Anthony Minghella, Bernardo Bertolucci, Ang Lee o Victor Fleming. En contraposición, la mayoría de las obras maestras de Alfred Hitchcock, Stanley Donen, Orson Welles, Stanley Kubrick, Charles Chaplin, Howard Hawks o Ernst Lubitsch (todos ellos incluidos en mi artículo ‘10 grandes directores sin Oscar’) fueron por completo olvidadas por estos galardones. Hablar de injusticias está fuera de lugar porque son muchos los elementos que influyen en unos premios como éstos, pero está claro que, como todos, la Academia tiene sus favoritos… O, quizá, Wyler, Spielberg, Lean, Zinnemann y el resto de integrantes de este listado sencillamente aprendieron a ganársela.


© El copyright del texto pertenece exclusivamente a Juan Roures
© El copyright de las imágenes pertenece a sus respectivos autores y/o productoras/distribuidoras  

7 comentarios:

  1. Los nombres de los realizadores que has dado forman parte de mi 'Panteón' divino particular, pero no deja de ser curiosa la valoración que hacen los jueces de los festivales, de mayor o menor envergadura. Ya sabes que cuando se le preguntó a Orson Welles sobre sus tres directores favoritos, contestó: John Ford, John Ford y John Ford. Y no son pocos los que opinan de la misma manera, sobre el hombre que supo representar en la pantalla de la forma más sencilla la naturaleza de la condición humana. Las árboles no le impedían ver el bosque. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me recuerda a cuando Michel Hazanavicius dedicó su Oscar por The Artist a tres personas: Billy Wilder, Billy Wilder y Billy Wilder. A mí John Ford me parece un cineasta muy interesante, siendo 'Las uvas de la vida' uno de mis films favoritos. No obstante, siempre sorprende que fuera premiado por todo tipo de obras y nunca por westerns, siendo éste su género predilecto; personalmente, no le habría premiado nunca por 'El hombre tranquilo'. Un saludo.

      Eliminar
    2. Desde luego "El hombre tranquilo" es una de las películas más sorprendentemente sexistas que se puedan ver en el cine de cualquier época. No tienen precio las imágenes de John Wayne arrastrando a su mujer hasta casa seguido de todo el pueblo. Y ella, por fin, feliz, había encontrado un hombre de verdad. No obstante, consigue que no te enfades del todo y lo sitúes en esa época, en la que las cosas no debían marchar del todo bien. Supongo que te refieres a 'Las uvas de la ira' (errata, de las que yo hago mil), pero tiene otras, como 'Centauros del desierto' y un largo etcétera, en las que da muchas lecciones de buen hacer. Un saludo. Un saludo.

      Eliminar
    3. Uf, no sé qué le pasa a 'Las uvas de la ira', pero siempre me lo encuentro mal escrito y al final me ha ocurrido a mi también... Sí, esa es mi favorita, aunque también me gustan sus westerns (sobre todo 'La diligencia' y 'Centauros del desierto'), a los que en parte perdono su mal trato de los indios (pero no del todo... aplaudo a Marlon Brando por criticarlo en 'su' discurso de aceptación del Oscar por El Padrino, 1972). A la que no perdono es a 'El hombre tranquilo'; me parece insoportablemente machista, incluso para la época, y, para colmo, ni siquiera me resulta destacable al margen de ese tema; tan sólo la ambientación irlandesa llamó mi atención (de hecho, estuve en el pueblo donde se rodó).

      Eliminar
  2. Que John Ford haya obtenido su único Oscar a mejor película derrotando a Ciudadano Kane demuestra la calidad de la Obra del Maestro del western. Pero como bien indicas al final del articulo, hay directores que aprendieron a ganarse el Oscar, o dicho de otra manera, aprendieron a realizar películas con éxito de taquilla.

    ResponderEliminar
  3. Me pone de mala leche leer estas listas. Ver que películas como El apartamento tienen menos Oscars que Titanic o El paciente inglés y que James Cameron tiene muchísimos más Oscars que John Ford o Hitchcock (0 estatuillas), hace que cada vez me reafirme más en mi desprecio por esos premios manipulados y teledirigidos sin más valor que el baño de oro que tienen.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje, bueno, en defensa de los Oscar, es normal que Titanic y El paciente inglés ganen en estatuillas a El apartamento porque son obras que cuidan mucho todos los aspectos técnicos y ahí es donde acumulan galardones. De hecho, ambas perdieron el importante premio a mejor guión, que, por supuesto, sí ganó El apartamento junto a mejor película, director, montaje y dirección artística. Por buena que sea El apartamento, no tendría mucho sentido premiar su vestuario o sus efectos visuales, ¿no crees? jeje

      En cuanto a Hitchcock, es realmente lamentable que no tenga un sólo Oscar en su haber, tal y como señalé en el artículo de 'Grandes directores sin Oscar'; sin embargo, este artículo no trata eso, sino los premios acumulados por sus películas... Y lo cierto es que las obras de Hitchcock si rascaron varios galardones e incluso 'Rebeca' ganó el de mejor película.

      En cualquier caso, no es lo mismo ver una película el día de su estreno que juzgarla en perspectiva... Dicho esto, reconozco que, como todos los premios, los Oscar cometen graves errores, siendo muchos de sus premiados muy discutidos.

      Un saludo!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...