10 enero 2017

Globos de Oro 2017 en 10 puntazos

La 74ª edición de los Globos de Oro se ha cerrado con el indiscutible triunfo de la maravillosa La ciudad de las estrellas (La La Land). Como ya está todo dicho sobre el palmarés, os dejo mi selección de los 10 puntazos de la ceremonia.

Aaron Taylor-Johnson rompe quinielas ganando
el Globo de Oro por Animales Nocturnos
10. El inesperado triunfo de Aaron Taylor-Johnson. En una entrega de premios tan previsible como esta, siempre es un placer que algún vencedor dé la campanada. Este fue el caso de  Aaron Taylor-Johnson, protagonista de la franquicia Kick-Ass, quien se llevo mejor interpretación masculina secundaria pese a que Mahershala Ali hubiera ganado antes casi todos los galardones de la temporada por Moonlight. Lo hizo por Animales nocturnos, cinta apartada de la categoría principal pese a que Tom Ford fuera nominado como mejor director y guionista, misma situación acontecida en los BAFTA que probablemente no se repita en los Oscars (donde las nominadas pueden ser más de cinco).

Se cumplen las quinielas: Casey Affleck gana el
Globo de Oro por Mánchester frente al mar
9. La previsible (y merecida) victoria de Casey AffleckTal y como afirmaban todas las quinielas, el hermano de Ben Affleck dio al Mánchester frente al mar de Kenneth Lonergan, uno de los mejores filmes del año, su único Globo de Oro. Vegano reconocido desde 1995, Casey Affleck es, además de un excelente actor, todo un activista por los derechos de los animales (siendo una pena, eso sí, que no hiciera mención a los mismos durante su discurso). En la desgarradora Mánchester frente al mar encabeza con aplomo uno de los mejores repartos del año.

Moonlight, favorita de los premios de la crítica,
se "conforma" con el Globo de Oro a mejor drama
8. Moonlight gana el premio principal. Que una película independiente protagonizada por un joven afroamericano homosexual se hiciera con el Globo de Oro a mejor película dramática nos recuerda que estos galardones no son tan comerciales como se los pinta, suponiendo además todo un canto a la diferencia. Innegablemente, se trata del principal contrincante de La ciudad de las estrellas en los Oscars, con lo que las próximas decisiones de los gremios estadounidenses serán reveladoras. Se esperaba, eso sí, que tan maravillosa cinta recogiera algún galardón más, bien mejor actor secundario (Mahershala Ali), bien mejor guion (Barry Jenkins y Tarell McCraney). En cualquier caso, parece que el "Oscars Still So White" ha terminado.

La química entre Amy Schumer y Goldie Hawn
deja claro que no hay que perderse Snatched
7. Unas hilarantes Amy Schumer y Goldie Hawn entregan el premio a un emotivo Ryan Gosling. Amy Schumer y Goldie Hawn entregaron el Globo de Oro a mejor actor de comedia o musical a Ryan Gosling. Las protagonistas de la comedia Snatched, de Jonathan Levine, de próximo estreno (donde, tal y como Schumer afirmó, ella es la hija y Hawn, la madre; no al revés) estuvieron verdaderamente hilarantes a su paso por el escenario, haciéndose las tontas con ingenio. Curiosamente, Schumer perdió el pasado Globo de Oro por Y de repente tú (Judd Apatow, 2015) frente a su amiga Jennifer Lawrence, quien teóricamente debería haber sido la encargada de hacer entrega del galardón. Para colmo, los derrotados Ryan Reynolds y Andrew Garfield se dieron un beso mientras Gosling subía al escenario, donde este ofrecería un discurso verdaderamente emotivo: “mientras yo estaba cantando, bailando, tocando el piano y teniendo una de las mejores experiencias de mi vida, mi esposa estaba criando a nuestra hija, embarazada de la segunda y ayudando a su hermano a luchar contra el cáncer; si ella no se hubiera hecho cargo de todo eso, sin duda sería otro quien estuviera aquí recogiendo este galardón”.

Viola Davis confirma que es toda una estrella
6. La fuerza de Viola Davis. El Fences de Denzel Washington (quien, por cierto, permaneció bastante serio toda la noche) dio a la gran Viola Davis su primer Globo de Oro tras cuatro nominaciones fallidas. Elegantemente vestida de llamativo amarillo, la actriz combinó bien el humor y el emotividad, al igual que hizo más adelante al volver a subir al escenario para entregar el Premio Honorífico a Meryl Streep: “Haces que me sienta orgullosa de ser artista; me haces sentir que lo que tengo (mi cuerpo, mi cara, mi edad) es suficiente”. Curiosamente, la vez que Davis estuvo más cerca del Óscar —Criadas y señoras (Tate Taylor, 2011)—, lo perdió frente a Streep —La dama de hierro (Phyllida Lloyd, 2011—. Todo indica a que este año la estatuilla dorada será suya.

La ciudad de las estrellas ya es la película
más laureada por los Globos de Oro
5. El triunfo del musical. La ciudad de las estrellas (La La Land) se ha convertido en la película más laureada de la historia de los Globos de Oro, superando las seis menciones de Alguien voló sobre el nido del cuco (Milos Forma, 1975) y El expreso de medianoche (Alan Parker, 1978). La hazaña es aún mayor considerando que los dos filmes mencionados engrosaron sus colectas gracias a las categorías concernientes a mejores interpretaciones debutantes, las cuales desaparecieron en 1984. Considerando que, obviamente, la película no podía ganar nada en apartados dramáticos y animados y que además carece de intérpretes secundarios, los siete Globos de Oro recogidos constituyen todos los posibles: película, director (Damien Chazelle), guion (único galardón realmente cuestionable, recogido también por Chazelle), actor (Ryan Gosling), actriz (Emma Stone), música (Justin Hurwitz) y canción (“City of Stars”).

Steve Carell y Kristen Wiig se ganaron al público
4. Steve Carell y Kristen Wiig recuerdan sus primeras experiencias con el cine de animación. Verdaderamente hilarantes, los dobladores de la franquicia animada Gru, mi villano favorito hicieron entrega del Globo de Oro a mejor película de animación a la genial Zootrópolis, de Byron Howard, Rich Moore y Jared Bush. El primero contó cómo su madre pidió el divorcio a su padre (a quien no volvería  a ver) nada más ver Fantasía (1940) y la segunda recordó el día que vio Bambi (1941), coincidiendo con el sacrificio de sus perros y la muerte de su abuelo. Desternillantemente  deprimentes (sus reveladores silencios superaban a los propios diálogos), ambos elevaron el nivel de la función en un momento en que esta empezaba a hacer aguas.

El número musical de apertura de los Globos de Oro
no se molestó en ocultar a la vencedora de la noche
3. El genial número musical inicial. Aunque Jimmy Fallon fue un presentador bastante criticado (quizá en exceso), el número musical con el que comenzó la ceremonia, todo un spoiler en lo que al palmarés respecta, fue verdaderamente maravilloso. El presentador interactuó con varias de las estrellas nominadas —entre ellas, Nicole Kidman y Amy Adams—, alternando el humor, los guiños al mundo audiovisual del 2016 y, claro está, ese espectáculo que nunca logran emular los Goya. Una perfecta forma de empezar una gala que, lamentablemente, no volvería a alcanzar el mismo nivel.

Pocos ganadores se emocionaron tanto como
Isabelle Huppert, quien por fin puede oler el Óscar
2. El doble triunfo de Elle. La cinta francesa Elle, del holandés Paul Verhoeven —El cuarto hombre (1983), Robocop (1987), Instinto básico (1992), El libro negro (2006)— se alzó con dos Globos de Oro: mejor película en lengua no inglesa (categoría donde ni siquiera ha pasado el primer corte en los Oscars) y mejor actriz dramática para una Isabelle Huppert más radiante y feliz que nunca. La actriz gala, indudablemente la intérprete del año gracias tanto a dicho film como a El porvenir, de Mia Hansen-Løve, amplía así sus posibilidades de optar al Óscar (e incluso ganarlo).

Que declaren a Meryl Streep
Patrimonio de la Humanidad
1. El inolvidable discurso de Meryl Streep. Aunque perdió el Globo de Oro por su genial interpretación en la Florence Foster Jenkins de Stephen Frears (lo cual importa poco considerando que ya tiene nueve en su haber), la actriz subió al estrado a recoger el Premio Honorífico Cecil B. DeMille, ocasión idónea para recordar anécdotas de su carrera que ella prefirió emplear para hacer un comentario de la situación actual de EE.UU., haciendo hincapié en cómo Hollywood está formado por personas venidas de todos los rincones del mundo (Amy Adams, en Italia; Ruth Negga, en Etiopía; Natalie Portman, en Israel; Dev Patel, en Kenia, y Ryan Gosling, “como todas las personas más amables”, en Canadá, por citar algunos de los nominados) y lanzar una dura crítica a Donald Trump, recordando el penoso momento en que este ridiculizó públicamente a un periodista discapacitado: “la falta de respeto invita a la falta de respeto. La violencia incita a más violencia. Cuando los poderosos usan su posición para abusar de otros, todos perdemos”. Por último, la intérprete recordó a la prensa cuán importante es su papel de protección de la verdad y a los miembros de la industria del cine cuán afortunados son de pertenecer a ella y cuán importante es que conviertan ese privilegio en un acto de empatía. Recordando a la recientemente fallecida Carrie Fisher (a la que poco antes se homenajeó junto a su madre, Debbie Reynolds), la actriz finalizó su discurso con un bellísimo frase que debe recordarse en su lengua original: “As my friend, the dear departed Princess Leia said: take your broken heart, make it into art”. Lágrimas aseguradas.

¿Y vosotros, qué destacáis de la 74ª edición de los Globos de Oro?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...