17 noviembre 2014

21 películas que conocemos por el título original

El mundo es cada vez más global y los idiomas que conforman la Torre de Babel cada vez están más interrelacionados. En España, no sólo doblamos las películas, sino también sus títulos. Algunas traducciones resultan tan horribles que fueron incluidas en mi top 25 de ‘Peores traducciones de títulos de películas al castellano’, pero otras son sencillamente olvidadas en detrimento de los títulos originales. Este artículo contiene veintiuna películas (todas ellas recomendables, por cierto, porque ¿para qué dedicar tiempo a malas obras?) que conocemos por su título original pese a contar con un título en castellano. Antes de leer… ¿se os ocurre alguna?:

Parque Jurásico (Jurassic Park, de Steven Spielberg, 1993)
Jurassic Park es una de las películas
más taquilleras de la historia
Amor (Amour, de Michael Haneke, 2012). Aunque sólo una letra distingue al título original del traducido, todo el mundo la conserva para referirse a este potente drama sobre la vejez, la enfermedad y la vida en pareja.

Brillantina (Grease, de Randal Kleiser, 1978). Sí, aunque no lo creáis, este mítico musical cuenta con título en castellano. Sin embargo, es un título tan rematadamente idiota, que lo mejor es quedarse con la versión original, ¿no creéis?

El amor está en el aire (Strictly ballroom, de Baz Luhrmann, 1992). El éxito de Moulin Rouge llevó a todo el mundo a revisar la filmografía de su director en busca de más musicales. Fue así como la mayoría descubrió esta pequeña joya de baile cuyo título original recordaba mucho más al del popular musical de 2001 (dos palabras en lengua extranjera, en ambos casos).

El lector (The reader, de Stephen Daldry, 2008). Kate Winslet conquistó al mundo con su interpretación en esta película. Sin embargo, el título traducido no, ya que en él se pierde la ambigüedad genérica del original.

Brillantina (Grease, de Randal Kleiser, 1978)
La popular Grease tuvo una absurda
-y por suerte olvidada- secuela
El odio (La Haine, de Mathieu Kassovitz, 1995). Aunque está cinta francesa no se anda por las ramas a la hora de mostrar la violencia callejera, un poco de sutileza nunca viene mal. Por eso, el título original, que sólo entiende quien sabe francés, suena mejor.

El precio del poder (Scarface, de Brian de Palma, 1983). El nombre original de esta notable cinta sobre el mítico gángster Tony Montana (Al Pacino) es tan icónico que su traducción resulta vulgar, redundante… y carente de fuerza. De ahí que todo el mundo lo olvide.

En la cuerda floja (Walk the line, de James Mangold, 2005). Ya que el título original de esta biografía de Johnny Cash (Joaquin Phoenix) es una de las canciones más míticas del cantante country, es normal que sea el que todo el mundo mencione.

La aventura (L’avventura, de Michelangelo Antonioni, 1960). Considerada por la crítica especializada como una de las mejores películas de todos los tiempos, esta obra no suele verse doblada, con lo que se la conoce principalmente por su título original, que suena más vanguardista.

√ La carretera (The road, de John Hillcoat, 2009). Aunque la excelente novela distópica de Cormac McCarthy en que se basa sí se conoce por el título traducido, la película protagonizada por Viggo Mortensen se recuerda por el original, ocasionando que desde su estreno abunden las ediciones del libro tituladas en inglés.

El precio del poder (Scarface, de Brian de Palma, 1983)
Scarface es un remake de la cinta
de 1932 de Howard Hawks
La edad de hielo (Ice Age, de Chris Wedge y Carlos Saldanha, 2002). La maravillosa película que inauguró una de las sagas más exitosas de la historia tiene dos nombres que significan exactamente lo mismo. Pero el título original es mucho más icónico y pegadizo.

La gran estafa americana (American Hustle, de David O. Russell, 2014). El título original de esta película es, sencillamente, demasiado bueno como para quedarse con la traducción.

La guerra de las galaxias (Star Wars, de George Lucas, 1977). Aunque la traducción es apropiada y memorable, el título original da mucho más juego al merchandising.

La Reina (The Queen, de Stephen Frears, 2006). Hay muchas reinas, pero sólo hay una Queen, y esa es, por supuesto, Isabel, brillantemente interpretada por Helen Mirren en este cuidado drama político británico.

La vida de Adèle (La vie d’Adèle, de Abdellatif Kechiche, 2013). Esta bella historia de amor llamó la atención del mundo mucho antes de llegar a las salas españolas, especialmente tras ganar la Palma de Oro en Cannes. Por eso, aunque su título fue traducido, todos sus fans la conocen por el nombre original en francés, mucho más poético pese a contar con las mismas palabras.

Shakespeare enamorado (Shakespeare in love, de John Madden, 1998)
Shakespeare in love es una de las
ganadoras del Óscar más discutidas
Los secretos del corazón (Rabbit Hole, de John Cameron Mitchell, 2010). Pese al bótox, Nicole Kidman optó al Oscar por esta película en 2010, pero ésta no se estrenó en España. Cuando llegó en DVD, lo hizo con un título que todo el mundo ignoró, casi igual al de Secretos de corazón (Montxo Armendáriz, 1997)

Manual de amor (Manuale d’amore, de Giovanni Veronesi, 2005). Esta divertidísima comedia tiene una esencia tan italiana que resulta imposible no quedarse con su título original.

√ Milagro (Kiseki, de Kore-eda Hirozaku, 2011). El titulo traducido suena a religiones e iglesias, pero el original posee la magia de la niñez que esta pequeña joya irradia.

Parque Jurásico (Jurassic Park, de Steven Spielberg, 1993). Esta cinta contó con una campaña publicitaria aún más impresionante que sus efectos especiales, con lo que todo el mundo soñó con visitar el Jurassic Park antes incluso de ver el tráiler.

Shakespeare enamorado (Shakespeare in love, de John Madden, 1998). William Shakespeare es tan inglés que toda referencia a él parece pedir a gritos la lengua británica, ¿verdad?

Manual de amor (Manuale d’amore, de Giovanni Veronesi, 2005)
Manuale d'amore es una de las
películas italianas más exitosas
Un invierno en la playa (Stuck in love, de Josh Boone, 2013). Cuando este original film romántico llegó a las salas españolas, mucha gente ya la había disfrutado en internet con su título original. Y así la conocen todavía, sobre todo porque la traducción es completamente absurda.

Una vez (Once, de John Carney, 2006). Esta joya independiente irlandesa es una de las películas musicales más originales y destacables de los últimos años y suele disfrutarse en versión original porque las numerosas canciones y el estilo documental así lo exigen. Por eso, el título tampoco se suele traducir. 

Acostumbrados a que cada vez más películas lleguen a España con títulos en inglés (Love Actually, de Richard Curtis, 2003; Crash, de Paul Haggis, 2005; Up in the aire, de Jason Reitman, 2009, etc.), no es raro que films que sí cuentan con traducción al castellano se plasmen en nuestro recuerdo con sus títulos originales. Y, a veces, hasta nos atrevemos con el francés, el italiano o el japonés, aunque aún tendrán que pasar décadas para que abunden los títulos en chino, ruso o árabe… ¿O quizá no?


© El copyright del texto pertenece exclusivamente a Juan Roures
© El copyright de las imágenes pertenece a sus respectivos autores y/o productoras/distribuidoras

13 comentarios:

  1. Qué entrada más curiosa! Me ha gustado mucho, nunca lo había pensado cómo teniendo una traducción nos quedamos con el título original.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracia Lidia! :) Me alegro de que te haya gustado!

      Eliminar
  2. Me ha resultado muy útil, pues algunos títulos veré de conseguirlos en Internet. Ninguno de películas norteamericanas, que no me gustan las de los últimos 10 años. Me muero por ver la irlandesa. Y nicole Kidman, con esa cara, no puede interpretar nada. La recuerdo en The Portrait of a lady, hermosa, su mejor época

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro! Sí, es una pena que Nicole Kidman haya perdido la maravillosa expresividad que tenía. En 'The portrait of a lady' estaba estupenda (aunque el film como tal me resultó monótono). 'Once' es maravillosa, al igual que 'Begin Again', estrenada por el mismo cineasta este año. Saludos.

      Eliminar
  3. Me acorde de "the sound of music", traducida como "sonrisas y lagrimas", y en Chile la conocimos como "novicia rebelde", pero el titulo original siempre quedo. O la obra de Chaplin "the Kid", conocida como "el chico", o "el pibe", pero el titulo original es insuperable.
    Saludos desde Chile

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje, lo de 'La novicia rebelde' siempre me ha parecido chistoso. E imaginar a 'The Kid' como 'El pibe' también, aunque es una cuestión cultural. Gracias por compartirlos con nosotros! :)

      Eliminar
  4. Se me ocurren, a bote pronto:
    -The Damned United
    -The Cube
    -The Boxer
    -Good Bye Lenin
    ...

    ResponderEliminar
  5. Una entrada bastante curiosa y útil. A mí lo que me molesta es que no respeten los títulos oriniales. Las traducciones son pésimas en su gran mayoría y la vedad no entiendo como no pueden ser más files al título original. Por ejemplo "Shakespeare in love" suena muchísimo mejor que "Shakespeare enamorado". También pasa con algunos títulos de series de tv.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Para que aparezcan en ruso o árabe creo que tienen que pasar siglos... En inglés, en cambio, creo que debería ser normal. Supuestamente es "el idioma internacional", no veo el problema en dejar los títulos de las películas como están, de otro modo, acepto las que se traducen literalmente, pero cuando ya se inventan el título, no lo soporto.

    ResponderEliminar
  7. Gracias,Juan. He estado un poco 'out' un tiempo, pero me alegra que gracias a tí he tenido noticias de dos películas que no conocía, y me fío mucho de tu buen criterio. He visto una foto tuya con Jessica Chastain, en San Sebastían. ¡Adelante, el mundo es vuestro! Os lo merecéis.

    ResponderEliminar
  8. lamento decirte que en este caso esto en discordancia contigo. La mitad de los titulos a los que haces referencia, yo los conozco por su traducción , o en el peor de los casos utilizo ambos titulos al 50%. Es mas yo diría que Grease siempre la he conocido como Grease, que si es verdad que se ha añadido en algunos casos entre parentesis (brillantina) pero yo eso siempre me lo he tomado para que la gente supiera identificar lo que significaba el titulo, no porque la hubieran traducido asi aqui. En la mayoria de los casos, por lo menos en lo que a mi respecta, suelto los titulos originales porque suenan mejor o porque han sido mal traducidos, o simplemente porque no recuerdo la traduccion, aunque he de lamentar que hay mucho hipster que va de cooltureta que los suelta para quedar de guay. Hay casos como Ice Age que es que no tenian que haberlo traducido para lo que hicieron aquí que es siempre estar diciendo ICE AGE y luego en bajito "la edad de hielo". Yo un caso en el que es por vergüenza torera de su traduccion, siempre digo "After hours" en lugar de "Jo que noche!" que siempre me ha parecido de las traducciones mas mierder de la historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo lamentes, para opinar están los comentarios! Y sí, en la mayoría de casos se conoce también el título traducido y a menudo se usan ambos, pero creo que en todos se da preferencia al nombre original. No he seleccionado 21 casos de nombres en castellano desconocidos, sino 21 en los que por norma general se ignoran (o, al menos, se omiten en favor del título original). Por ejemplo, se suele decir que Gwyneth Paltrow ganó el Óscar por Shakespeare in love, Helen Mirren ganó por The Queen y que Kate Winslet hizo lo propio con The reader, en lugar de hablar de Shakespeare anamorado, La reina o El lector (no habloa de espacios de cine, sino de informativos en general). Los tops de 2013 suelen incluir Amour y La vie d'Adele y no Amor y La vida de Adèle. El merchandising de Parque Jurásico y La guerra de las galaxias suele llevar el sello Jurassic Park/Star Wars.Y así sucede con casi todos creo, aunque admito que con La gran estafa americana o En la cuerda floja, por ejemplo, depende más de cada persona. Sobre Grease/Brillantina, en su día sí se fomentó el título en castellano (y lo puedes encontrar en pósters y demás material promocional), pero con el tiempo se ha perdido. Saludos.

      Eliminar
    2. Pues de lo de la vida de Adele ni puta idea, pero en el caso del merchandising, y en especial el de star wars, es que viene a ser como el "logo" de la saga, es como si cambiara rolling stones por cantos rodados, yo en ese caso en particular lo veo de ese modo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...