un blog de Juan Roures

02 febrero 2013

Las películas más exitosas de la historia


Debido al éxito del artículo “Cómo triunfar en taquilla”, en el que presenté un top 10 de las películas con mayor recaudación de la historia –al que, por cierto, acaba de sumarse la brillante Skyfall (Mendes, 2012) dejando afortunadamente fuera del mismo a Piratas del Caribe 4 (Marshall 2011)–, he decidido completarlo con un artículo dedicado a los films verdaderamente más exitosos. Se trata de las películas más taquilleras de la historia una vez aplicados los ajustes que tienen en cuenta la diferencia del precio de las entradas, la inflación, el número de cines, la competencia de la televisión… para que todos los films jueguen en igualdad de posibilidades (la película más antigua de la otra lista era de 1997). Algunos de los títulos ya fueron adivinados la otra vez, pero otros son bastante sorprendentes. Doy paso al top 10 de las grandes triunfadoras de la historia (las ganancias de los films están en "dólares constantes", es decir, dinero comparable pese al paso del tiempo).

Blancanieves no es la primera película de animación,
como algunos creen, pero sí la primera exitosa
10. Blancanieves y los siete enanitos (David Hand, 1937). 1.746.100.000$. La existencia de un largometraje enteramente animado era algo imposible para todos salvo Walt Disney, quien desde sus inicios demostró unas ansias de superación inigualables. Este film es el primer clásico Disney y la primera película de animación en color de la historia, además de la más rentable. Hasta entonces, la animación se limitaba a pequeños cortos en los que apenas podía desarrollarse una narración, con lo que Blancanieves fue toda una revolución. Los mejores animadores trabajaron durante cuatro años en un film muy innovador que introdujo la cámara multiplano, lo que daba gran realismo a los relieves dibujados, y contó con la primera banda sonora comercializable. El cineasta Sergei Eisenstein la calificó como “la mejor película jamás creada” y la Academia la premió con siete Oscar en miniatura en referencia a los adorados –aunque, en ocasiones, insufribles– enanitos. (Más sobre Blancanieves en: "Siempre magia Disney".)

9. Tiburón (Steven Spielberg, 1975). 1.945.100.000$. Una excelente campaña de promoción convirtió al segundo film de un veinteañero Spielberg en el primer gran bombazo veraniego de la historia, haciéndose famosa antes incluso de su estreno y triunfando gracias al boca a boca y al regreso al cine una y otra vez de quienes ya la habían visto. Imágenes reales de tiburones se entremezclaron con un tiburón mecánico que, si bien era poco creíble, resultó intimidante gracias a un buen montaje, la música vibrante de John Williams y el “terror por omisión”. Lo que nadie contempló fue el miedo que este film causaría en las playas de todo el mundo, viéndose algunos destinos costeros vacacionales bastante perjudicados. Desde Tiburón, muchos se lo piensan dos veces antes de acercarse al mar.

Tiburón mostró que el verano era la época perfecta para
que los adolescentes vieran las películas una y otra vez
8. Doctor Zhivago (David Lean, 1965). 1.988.600.000$. Este épico drama mostraba el sentimiento de inseguridad y agonía de Rusia a principios del siglo XX a causa de la I Guerra Mundial, la Revolución y la Guerra Civil. Aunque los acontecimientos políticos no quedan muy claros, el film llegó al público medio a través de la trágica historia de amor entre el poeta y doctor Zhivago (Omar Sharif) y la enfermera Lara (Julie Christie). La fotografía refleja la crudeza y grandeza de los paisajes rusos y la música acompaña a la perfección a esta bella –aunque quizá demasiado larga– historia que, cincuenta años después, todavía emociona en cada uno de sus múltiples pases televisivos.

7. Los diez mandamientos (Cecil B. DeMille, 1956). 2.098.600.000$. Colosal superproducción con algunos de los escenarios más impresionantes jamás construidos (aroma a cartón-piedra incluido), que dedicaba cuatro horas a contar la famosa historia de Moisés (Charlon Heston, elegido por su similitud con la estatua de Miguel Ángel) con todo lujo de detalles artísticos y alguna que otra tontería de guión. La película incluye una introducción del propio DeMille, quien afirma que su tema reside en si el hombre debería estar dirigido por las leyes de Dios o por los caprichos de un dictador como Ramses, una clara referencia a Mao Tse-tung, también obvia en la elección de un actor asiático (Yul Brynner) para interpretar a Ramsés. Cristianismo al poder y sorprendente habilidad de los personajes para no envejecer pese a los más de cuarenta años de trama.

Los diez mandamientos adapta la Biblia
libremente y añade una relación
entre Moisés y la egipcia Nefertari
6. E. T., el extraterrestre (Steven Spielberg, 1982). 2.216.800.000$. Emotivo film para toda la familia con el que, tres años después de Alien (Scott, 1979), Spielberg nos reconciliaba con las criaturas del espacio exterior. Tierna, divertida y brillante a nivel técnico, la película obtuvo 4 Oscars, incluido uno por su maravillosa banda sonora, y, aunque algo sensiblero, es uno de los mejores films sobre la infancia, la amistad y la tolerancia que ha dado Hollywood.

5. Sonrisas y lágrimas (Robet Wise, 1965). 2.269.800.000$. El musical más adorado de la historia es también el más odiado, pero hay que reconocer que las innumerables cursilerías no empañan una emocionante historia y una actuación excepcional por parte de Julie Andrews. La mezcla entre el temor nazi y la felicidad tontorrona de niños y monjas puede parecer chocante, pero las canciones son inolvidables (“Do… es trato de varón, Re… selvático animal…”) y mucho de lo que ahora parecen tópicos es sencillamente el nacimiento de éstos. En cualquier caso, la Academia la prefirió a Doctor Zhivago y la premió como mejor película del año y aun hoy miles de fans se reúnen para visionados especiales para cantar las canciones, abuchear a los nazis y silbar ante el primer beso entre el capitán von Trapp (Christopher Plummer, premiado el año pasado con el Oscar a mejor actor secundario) y la novicia rebelde (chistoso nombre del film en Lationoamérica).

Sonrisas y lágrimas se benefició de los exteriores
austriacos, perfectos para acompañar sus canciones
4. Titanic (James Cameron, 1997). 2.413.800.000$. Con 200 millones de presupuesto, este film se convirtió en el más caro jamás creado, en gran parte debido a los seis meses de rodaje en México con una gigantesca réplica del famoso barco. El acierto de Cameron está en mezclar la emoción del género de desastres, acontecimientos históricos y una bellísima historia de amor que ayudara a los espectadores a identificarse con el film. Éste debe mucho a la química entre los jóvenes Leonardo DiCaprio y Kate Winslet, así como a la emotiva banda sonora de james Horner y los impresionantes efectos visuales, factores técnicos que ayudaron al film a llegar a 11 merecidos premios Oscar, incluido el de mejor película.

3. La guerra de las galaxias (George Lucas, 1977). 2.710.800.000$. El film que revolucionó el concepto de merchandising llenó los bolsillos de George Lucas, quien llevaba años luchando por su proyecto de aventuras espaciales. La clave fueron un grupo de nuevos rostros (Harrison Ford, Mark Hamil y Carrie Fisher), efectos visuales nunca vistos y, sobre todo, muchísima imaginación a la hora de crear una galaxia muy, muy lejana llena de sorpresas. Todo un espectáculo que daría lugar al universo más expandido de la historia del cine. (Más sobre La guerra de las galaxias en: "Universo Star Wars en expansión".)

2. Avatar (James Cameron, 2009). 2.782.300.000$. Impresionante film de aventuras fantásticas que se habría convertido en una auténtica obra maestra de contar con un guión menos tópico. Aún así, el uso del 3D nunca fue más acertado y la imagen es fascinante, lo que prueban sus Oscars a fotografía, efectos visuales y dirección artística. La historia incluye además una crítica al Ejército y un mensaje ecologista que, aunque algo ingenuos, nunca vienen mal en este tipo de superproducciones.

Lo que el viento se llevó es acusada de racista, pero se
limita a reflejar la ideología de una época; Hattie 

McDaniel es la primera intérprete negra oscarizada
1. Lo que el viento se llevó (Víctor Fleming, George Cukor y Sam Wood, 1939). 3.301.400.000$. La película más famosa de la historia es también la que más ingresos dio en su tiempo. Cuatro horas sorprendentemente nada pesadas albergan decorados impresionantes, una música envolvente, miles de extras y dos de los personajes mejor elaborados del cine clásico, gracias sin duda al talento interpretativo de Vivien Leigh y Clark Gable.

Todos estos films son, como cabía esperar, estadounidenses y aparecen entre las “1001 películas que hay que ver antes de morir” y otros muchos rankings. Con la excepción de Blancanieves y los siete enanitos, todos ellos fueron nominados al Oscar a mejor película del año, aunque sólo tres (Lo que el viento se llevó, Sonrisas y lágrimas y Titanic) se hicieron con él y tan sólo dos (Lo que el viento se llevó y Doctor Zhivago) se alzaron con el premio a mejor guión (adaptado en ambos casos). Todas estas películas, eso sí, tienen en su haber algún premio Oscar técnico, sumando cinco estatuillas por efectos visuales, cinco por dirección de arte y siete por banda sonora (premio al que todas, salvo Los diez mandamientos, optaron), demostrándose una vez más que los espectadores ponen la espectacularidad y la emoción por encima de la estricta calidad.

En la época de La Guerra de las Galaxias el género
de ciencia-ficción no se consideraba rentable
No obstante, al contrario de lo que ocurría con el top 10 de films taquilleros sin aplicar la inflación, los diez films de esta lista tienen una calidad notable y, sin duda, serán recordados durante mucho tiempo. Todos ellos son además films de alto impacto que revolucionaron el cine: Blancanieves y la animación, Tiburón y el blockbuster veraniego, Star Wars y el merchandising, Avatar y el 3D… y que todavía pasan por las televisiones de todo el mundo año tras año. Se trata además de películas dirigidas a un amplio y variado público y que, no sólo no han perdido el atractivo pese al paso de los años, sino que se han revalorado. Películas emotivas, vibrantes, sorprendentes… y que, sin ser necesariamente las mejores, consiguieron llamar la atención del público y convertirse en las más vistas de la historia. Y tú, ¿las has visto ya todas?


© El copyright del texto pertenece exclusivamente a Juan Roures
© El copyright de las imágenes pertenece a sus respectivos autores y/o productoras/distribuidoras

7 comentarios:


  1. Juan Roures,

    es un misterio esto del éxito en taquillas....
    pero la promoción me parece juega un papel clave,de otro modo,mucho cine independiente o con bajo presupuesto que en muchos casos cuenta en mi opinión,con una gran calidad,no pasaría tan inadvertido,entre otras cosas,por las dificultades de distribución y difusión.

    En relación a la lista que nos propones,me quedo con "E.T." "Tiburón" y "Titanic" aunque está claro,que es imposible olvidar "Lo que el viento se llevó" o "Los diez mandamientos" por ejemplo...

    Saludosss

    ResponderEliminar
  2. Es curioso que siempre se asocie a Lucas con el merchandising, camino que él ciertamente abrió por sus dificultades de financiación de 'La Guerra de las Galaxias', pero que muchos otros siguieron con productos de mucha peor calidad, sin pagar esta factura por ello. Lucas revolucionó el cine por otras muchas razones y es un poco injusto que se le erija en el máximo representante del mainstream, con todas las connotaciones peyorativas que estos términos conllevan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí el merchandising no es algo negativo; al contrario. Significa que consiguió convertir a Star Wars en más que una simple película. Yo, por ejemplo, adoro Star Wars más por su universo entero que por la calidad de los films en sí. Pero, por supuesto, son películas destacadas por muchos otros datos y, de hecho, tengo todo un artículo dedicado a ellas. Aquí sólo hablo de porqué fue tan taquillera. Un saludo.

      Eliminar
  3. Buenas películas, aunque creo que hay más audaces, quizá no tan fastuosas algunas, de todas me quedo con la guerra de las galaxias. No he visto lo que el viento se llevo por leer el libro primero pero es algo que haré tan pronto le lea o quizá antes, me muerde la curiosidad, y me encanta Vivan Leigh. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te la pierdas, es una gran película. Sin duda, hay mejores películas que éstas, pero por un motivo u otro se convirtieron en las de más éxito en su día y eso hay que valorarlo. Saludos.

      Eliminar
  4. Grandísimos clásicos todos! Reconozco que mi favorita de las diez es ET!! tan entrañable! ;)

    ResponderEliminar
  5. Qué interesante, no? Yo, que conste, intenté ver Lo que el viento se llevó y el dvd estaba dañado... ains, Juan, todavía no la vi!!! Ya mevale, lo sé. Tampoco vi esa de los mandamientos, el resto si! :D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...