17 noviembre 2015

LesGaiCineMad 2015: el cine LGTB da la vuelta al mundo

Durante los últimos 18 días, el Festival de Cine Lésbico, Gay y Transexual de Madrid ha acogido algunas de las mejores películas LGTB del año tal y como lleva dos décadas haciendo. La 20ª edición ha estado a la altura de las circunstancias, ofreciendo una de las mejores selecciones de su historia, con gran variedad de estilos, géneros y nacionalidades. Empero, cuatro films se han repartido el palmarés: Something Must Break (película y actriz), Je suis à toi (director y actor), Appropriate Behavior (guion) y Liz en septiembre (Premio del Público), todos ellos merecidos. Tal y como hice al término de la 19ª edición, os dejo mis impresiones sobre todos los largometrajes de ficción presentados, ordenados del más flojo al más destacable (si bien os insto a descubrirlos todos por vosotros mismos).

Something Must Break (Ester Martin Bergskmark, 2014)
Something Must Break ya triunfó en el
prestigioso Festival de Rotterdam
21. Dyke Hard (Bitte Andersson, 2014). Esperpéntica, ruidosa y excesiva, esta película fue fruto del esfuerzo del festival por celebrar Halloween en condiciones. Desde luego, en ella no faltan  fantasmas, cyborgs, ninjas y todo lo que haga falta, pero las aventuras de esta banda de rock lésbica resultan verdaderamente insoportables (y más próximas a la serie Z que a la serie B que las inspira).

20. Portrait of a Serial Monogamist (John Mitchell y Christine Zeidler, 2013). Al igual que Appropriate behavior, esta cinta narra las andanzas de una joven que acaba de cortar con su novia, pero carece del ingenio y la profundidad psicológica que convierten a la otra cinta en una de las joyas del certamen. En contraposición, esta comedia es tópica y aburrida, nada ayudada por la falta de carisma de su reparto.

While you weren’t looking (Catherine Stewart, 2015)
Catherine Stewart voló a Madrid desde Sudáfrica para
presentar While you weren't looking y se ganó al público
19. You are Killing Me (Jim Hansen, 2015). El toque de terror de la noche de Halloween lo puso esta comedia sobre un encantador asesino en serie cuyo novio vive en la inopia hasta que las personas que conoce empiezan a desaparecer. Tan sangrienta como hilarante, la cinta pierde fuelle a mitad de metraje por culpa de un guion inconexo, pero mantiene la atención del espectador (casi) hasta el final.

18. While you weren’t looking (Catherine Stewart, 2015). La representante del continente africano en la Sección Oficial ha sido una interesante cinta sobre la realidad del mundo LGTB en la Sudáfrica actual. Aunque el excesivo número de personajes e historias impide al film llegar a centrarse en nada concreto, el esfuerzo es estimable.

The Summer of Sangaile (Alanté Kavaïté, 2015)
The Summer of Sangaile recibió el premio a mejor
dirección de la sección World Cinema de Sundance
 
17. Barash (Michal Vinik, 2015). Presentada en la Sección Nuevos Directores de San Sebastián, esta obra normaliza la situación de la homosexualidad en Israel a partir del pequeño romance entre dos adolescentes (perfectas Sivan Noam Shimon y Jade Sakori). Desde luego, no aguanta la comparación con La vida de Adèle (Abdellatif Kechiche, 2013), pero es una ópera prima meritoria.

16.  The Summer of Sangaile (Alanté Kavaïté, 2015). Esta bella cinta es la representante lituana de cara a los próximos Oscars, pero difícilmente pasará la primera fase dado lo corta que se queda a nivel narrativo.  Que su directora fuera laureada en Sundance se debe indudablemente a la buena labor del reparto y el esplendor visual, capaces de transmitir sentimientos y emociones que no se encuentran en la trama.

Eisenstein in Guanajuato (Peter Greenaway, 2015)
Además de Pride y De chica en chica, sólo Eisenstein
in Guanajuato
tiene estreno confirmado en España
15. Los amores inconclusos (Frank Toro, 2015). Esta ópera prima española es un ejemplo de cómo salvar una película con ilusión y esfuerzo pese a carecer de medios. Sí, la fotografía, el sonido y el montaje no podrían ser más mediocres, pero esta historia de amistad entre tres personas LGTB con discapacidad termina ganándose al espectador gracias al buen ritmo y las simpáticas interpretaciones. Cine amateur de calidad.

14. Guidance (Pat Mills, 2014). Escrita, dirigida y protagonizada por un Pat Mills políticamente incorrecto, esta alocada comedia muestra a un ex niño estrella venido a menos convertido en consejero escolar pese a ser él quien necesita encontrarse a sí mismo. Homosexual reprimido, alcohólico desenfadado, eternamente infantil y, encima, dramáticamente enfermo (todo ello poco desarrollado por el superficial-pero-divertido guion), él se resiste a aceptar la vida tal y como se la han servido y siembra el caos en el instituto al instar a todos a hacer lo mismo.

Forth Man Out (Andrew Nackman, 2015)
Entre los atractivos de Fourth Man Out está
la presencia del modelo Parker Young
13. De chica en chica (Sonia Sebastián, 2015). Basada en la serie web Chica busca chica, esta loca comedia no es precisamente profunda, pero sí bastante divertida y menos tópica de lo que algunos críticos se han empeñado en señalar. Celia Freijeiro, Sandra Collantes, Cristina Pons, María Ballesteros, Adrián Lastra, Jane Badler, Ismael Martínez, Beatriz Montañez, Estefanía de los Santos y compañía conforman un reparto tan alocado como deliciosamente seductor.

12. Eisenstein in Guanajuato (Peter Greenaway, 2015). Tan histriónica como hermosa, la nueva película de Greenaway es fascinantemente excesiva. Elmer Bäck se transforma en el famoso director soviético con fuerza, pero cuesta creer que este fuera tan —pero tan, tan, tan— extravagante. Eso sí, bajo la apariencia de esperpento, hay una dura crítica a los regímenes políticos extremos. Pese a formar parte de la Sección Oficial de la Berlinale, la cinta se quedó fuera del palmarés.

Je suis à toi (All yours) (David Lambert, 2014)
El excelente reparto de Je suis à toi
merecería una mención conjunta
11. Fourth Man Out (Andrew Nackman, 2015). Este típico producto estadounidense podría perfectamente triunfar en cartelera de no estar tan dirigido al público gay. En ella, un grupo de heteros debe lidiar con la inesperada homosexualidad de uno de ellos, lo que da lugar a todo tipo de situaciones tan tópicas como divertidas. Perfecta para ver con amigos.

10. Liz en septiembre (Fina Torres, 2014). Tan deliciosa como irregular, esta comedia dramática nos traslada a un paradisiaco resort venezolano donde un grupo de mujeres lesbianas se reúne cada septiembre para vivir la vida con intensidad. Patricia Velasquez y Eloísa Maturén son algunas de las muchas bellezas de un film que salva la falta de coherencia del guion con ternura, candidez y un duro toque de melancolía. La cinta se ganó a la audiencia, que le concedió el muy querido Premio del Público.

En la gama de los grises (Claudio Marcone, 2015)
En la gama de los grises es pura poesía
9. Cuatro lunas (Sergio Tovar Velarde, 2013). Cuatro historias de amor homosexual se entrelazan bellamente para conformar un completo mosaico de los problemas atravesados por los gais en el México contemporáneo. Si su sutileza inicial no desembocara tan a menudo en el melodrama, podríamos hallarnos ante la mejor cinta de certamen.

8. Je suis à toi (All yours) (David Lambert, 2014). Brillantemente protagonizada por Nahuel Pérez Biscayart (mejor actor en Karlovy Vary e inevitable vencedor del LesGaiCineMad), Monia Chokri y Jean-Michel Balthazar, esta pequeña cinta belga es un canto de amor por la vida que no teme arrebatar a sus personajes de la dignidad para retratarlos en toda su honestidad. David Lambert, creador de Hors les murs (2010), se hizo merecidamente con el premio a mejor dirección.

Appropiate Behavior (Desiree Akhavan, 2014)
Appropriate Behavior dio a Desiree Akhavan sendas
nominaciones a los premios Gotham y Spirit
7. Two 4 One (Maureen Bradley, 2014). Tan divertida como exagerada, esta comedia canadiense no es precisamente un triunfo a nivel formal pero sí garantiza un visionado muy agradable y se permite, por una vez, tratar la transexualidad con grandes dosis de humor sin dejar por ello de ser respetuosa con la seriedad del tema. Toda una sorpresa.

6. Something Must Break (Ester Martin Bergskmark, 2014). La gran triunfadora del certamen (al alzarse con los premios a mejor película y actriz) cuenta la dura historia de amor entre el heterosexual Andreas (Iggy Malmborg) y el andrógino Sebastian (Saga Becker, ganadora del Premios Guldbagge), cuya situación entre los dos géneros dificulta la relación. Como reza la canción de Joy Division que da título a la cinta, algo debe romperse, pero hay lugar para la esperanza.

How to win at checkers (every time) (Josh Kim, 2014)
Se echa de menos en el palmarés a la tailandesa
 How to win at checkers (every time)
5. En la gama de los grises (Claudio Marcone, 2015). Bellamente filmado en las calles de Santiago de Chile, este melancólico drama muestra la complicada relación entre un arquitecto bisexual con familia y un profesor de historia gay que le insta a perder el miedo a la vida. Brillantemente protagonizada por Francisco Celhay y Emilio Edwards, la cinta recurre a la constante elipsis para confeccionar una atmósfera casi onírica difícil de abandonar.

4. Appropriate Behavior (Desiree Akhavan, 2014). En la línea de Lena Dunham (Girls), Akhavan crea y protagoniza una comedia divertida y sincera sobre una mujer bisexual de familia persa que recorre Nueva York en busca de sentido. Simpática e ingeniosa, la cinta explora la alienación de la sociedad contemporánea con franqueza pero candidez.

Dólares de arena (Israel Cárdenas y Laura Guzmán, 2014)
Dólares de arena quedó fuera de competición
al haberse estrenado ya en dos muestras de Madrid
3. How to win at checkers (every time) (Josh Kim, 2014). Dura pero esperanzadora, la preseleccionada tailandesa al Óscar a mejor film extranjero es un ejemplo de la aceptación que despierta el mundo LGTB en Tailandia pese a sus arcaicos elementos. Thira Chutikul y Ingkarat Damrongsakkul encarnan a dos hermanos de suerte muy diferente embarcados, como todos, en una eterna partida de damas que inevitablemente deja un perdedor por cada ganador. (Se la echa de menos en el palmarés.)

2. Dólares de arena (Israel Cárdenas y Laura Guzmán, 2014). Geraldine Chaplin trata de abrazar unos últimos años de felicidad en la vital República Dominicana, donde se enamora de una joven que sólo responde movida por el interés. Pese a la atmósfera de aparente desencanto, las paradisiacas localizaciones y las deliciosas canciones conforman una evocadora experiencia difícil de olvidar.

El diputado (Eloy de la Iglesia, 1978)
La arriesgada El diputado fue en su día
presentada en el Festival de Chicago
1. Pride (Matthew Warchus, 2014). La creación del grupo “Gays and Lesbians Support the Miners” llevó en 1984 al acercamiento entre dos mundos aparentemente opuestos.  Tan divertida como emotiva, esta cinta británica sigue los firmes pasos de Full Monty (Peter Cattaneo, 1997) y Billy Elliot (Stephen Daldry, 2000). [Más al respecto en “Humor, música, empleo e identidad”.]

Además de ofrecer estos fantásticos veintiún títulos, el certamen brindó la oportunidad de disfrutar del clásico El diputado (Eloy de la Iglesia, 1978), uno de los primeros y más importantes ejemplos de la homosexualidad en el cine español (lo que vuelve imposible incluirla objetivamente en el ranking). La cinta fue presentada nada más y nada menos que por el actor José Sacristán, quien afirmó no haber tenido ningún problema para protagonizarla en su día gracias al proceso de cambio que experimentaba España. Curiosamente, décadas después la presencia del mundo LGTB en nuestra cinematografía sigue siendo anecdótica. ¿Reflexionamos?


© El copyright del texto pertenece exclusivamente a Juan Roures
© El copyright de las imágenes pertenece a sus respectivos autores y/o productoras/distribuidoras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...