29 mayo 2016

'Dr. Horrible's Sing-Along Blog': el musical que pedía la red

En noviembre de 2001 los seguidores de Buffy, cazavampiros, creada en 1997 por Joss Whedon, se encontraron ante un inesperado capítulo musical perfectamente integrado en la sexta temporada de la serie pero disfrutable como obra independiente. Buffy, cazavampiros: Otra vez con más sentimiento supuso un interesantísimo paso para un género que acababa de ser revitalizado en la gran pantalla por la espléndida Moulin Rouge. A diferencia del pastiche posmoderno de Baz Luhrmann, esta animada producción televisiva homenajeaba al cine clásico a la par que aportaba una banda sonora completamente original que se quedó grabada en la mente de los innumerables fans de la icónica serie, probando así que el tristemente olvidado cine musical (1) todavía era de interés, (2) puede hacerse sin excesivo artificio o presupuesto, y (3) tiene encanto propio pese a no contar con cantantes experimentados. Múltiples son los especiales televisivos que han recurrido al antiguo género escapista por excelencia desde entonces.

Neil Patrick Harris, cuerpo y alma de
Dr. Horrible's Sing-Along Blog
Quince años más tarde, los musicales cinematográficos herederos de clásicos como Cantando bajo la lluvia (Stanely Donen y Gene Kelly, 1952) todavía se cuentan con los dedos de una mano, pero las posibilidades del género en otro tipo de plataformas no han pasado desapercibidas. La segunda incursión de Joss Whedon en él es una miniserie en tres actos de 14 minutos cada uno titulada Dr. Horrible's Sing-Along Blog que vio la luz en internet entre el 15 y el 20 de julio de 2008 (mismo año en que Meryl Streep y Pierce Brosnan se hacían chocantemente con el micrófono en la simpática ¡Mamma Mía! de Phyllida Lloyd). Esta sencilla historia de un malvado y mediocre científico (perfecto Neil Patrick Harris, todo un maestro del vodevil pese a lo que su rol en Cómo conocí a vuestra madre pudiera aparentar) enfrentado con el Capitán Hammer (el siempre vanidoso Nathan Fillion, que al año siguiente se convertiría en la estrella de Castle) por el amor de su compañera de lavandería (Felicia Day) es sólo una excusa para dar rienda suelta a una divertidísima mezcolanza de ingenioso humor, singular ciencia-ficción, ácida crítica social y tiernos números musicales que, en la línea de Buffy, evita sabiamente caer en la trampa de tomarse demasiado en serio a sí misma.

Nathan Fillion, Neil Patrick Harris y Felicia Day
interpretan con salero la música de la obra
Presentada a modo de video-blog, esta obra ofrece una amarga revisión de la dualidad  héroe-villano, siendo el primero egoísta y atolondrado y el segundo apasionado y, sobre todo, muy humano. Y es que, desde su arquetípica maldad, el Doctor Horrible nos hace partícipes de sus esperanzas y sus frustraciones, ganándose nuestra empatía con rapidez pese —o, quizás, debido— a la triste vacuidad que atañen sus actos. Encantadoramente carismático, pero también frágil y extraño, Neil Patrick Harris borda su personaje desde sus francos monólogos a cámara hasta sus torpes interrelaciones con la sociedad que le rodea e indigna, pasando, por supuesto, por cada una de las pegadizas canciones compuestas expresamente por Joss Whedon y su hermano Jed para la obra. En plena huelga de guionistas, la entonces prometida de este último, Maurissa Tancharoen, y el tercer hermano en discordia, Zack, colaboraron con ellos en el libreto, con lo que todo quedó en familia. Así, sin exigencia comercial alguna, surgió una obra única en su especie que busca desesperadamente sucesores. Y es que ahora la cuestión es clara: ¿qué tal si Joss Whedon se deja de superhéroes y se lanza de cabeza al musical?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...